Deportes

Hace 90 años comenzaba el primer campeonato profesional en el país

Las semifinales de la Copa de la Liga Profesional se jugaron en coincidencia con un hecho histórico: el comienzo de la era rentada, de la que este lunes se cumplieron 90 años. En la primera fecha se disputaron 8 de los 9 partidos previstos, el clásico de Avellaneda recién se jugó en enero de 1932 y el ganador fue Boca pero, a pesar de la creencia de muchos, no fue el primer campeón profesional del fútbol argentino.

El domingo 31 de mayo, el centrodelantero de Estudiantes de La Plata Alberto Zozaya grabó su nombre al convertir el primer gol del torneo. Fue a los 4 minutos, con un potente tiro entrando al área tras un pase de Alejandro Scopelli. El Pincha venció 3 a 0 a Talleres de Remedios de Escalada.

Boca, luego campeón, protagonizó el único 0-0 de la fecha, ante Chacarita. Ese día debutó Francisco Varallo, que hasta la irrupción de Martín Palermo ostentó el récord de goles para el Xeneize en el profesionalismo.

Francisco Varallo (Boca) y Eduardo Alterio (Chacarita) en la tapa de El Gráfico del 6 de junio de 1931.

Francisco Varallo (Boca) y Eduardo Alterio (Chacarita) en la tapa de El Gráfico del 6 de junio de 1931.

En aquella primera fecha no hubo penales ni expulsados. En realidad sí un jugador fue invitado a retirarse del campo por el árbitro. A los 35 minutos, Alberto Neme expulsó a Alberto Viola de Estudiantes. Pero a pedido del arquero Angel Bosio, de Talleres, que ya perdía 3 a 0, finalmente lo dejó seguir jugando.

Hubo un gol en contra protagonizado por el arquero Narciso Enriquez a favor de Huracán, luego de ser empujado hacia el arco por Herminio Masantonio. Y Aquiles Baglietto, de Tigre, se lesionó y su equipo jugó los últimos 10 minutos con un diez jugadores. Ya perdía 4-2 con San Lorenzo.

Herminio Masantonio, el gran goleador de Huracán de la década del 30.

Herminio Masantonio, el gran goleador de Huracán de la década del 30.

Además de estar particularidades casi amateurs de la primera fecha profesional, el clásico entre Racing e Independiente recién se disputó cuando finalizó el torneo, el 9 de enero de 1932. En su inicio se postergó por pedido del Rojo que aún no había logrado firmar todos los contratos con sus jugadores, ya que además fue uno de los últimos equipos que se sumó a la nueva Liga Argentina de Football, ya que la intención de los directivos era ir al profesionalismo pero sin cisma.

La cobertura de El Gráfico de la primera fecha del profesionalismo, el 31 de mayo de 1931.

La cobertura de El Gráfico de la primera fecha del profesionalismo, el 31 de mayo de 1931.

Los otros resultados fueron Atlanta 0 – River 1, Ferro 2 – Argentinos 0, Lanús 1 – Gimnasia 2 y Platense 1 – Vélez 0.

Aunque muchos creen que en esta fecha el fútbol argentino se puso los pantalones largos y la historia hay que empezarla a contar desde aquí, algunos datos refutan esta idea. El principal es que de los 176 jugadores que actuaron en aquella primera fecha, 155 (el 88 %) estuvieron en el torneo de 1930 y/o anteriores, 120 en el mismo club y 35 en otros. Además, actuaron 17 refuerzos sin trayectoria en el amateurismo (en general de ligas del interior) y hubo cuatro debuts absolutos, el más promisorio fue el de La Bordadora Vicente Zito (18 años), quien luego brilló en Racing. En todo el año, se hicieron 550 contratos. Lo único que había cambiado de un año a otro era la firma.

Por otro lado, la liga porteña no fue la única que abrazó el profesionalismo en el país. Por efecto dominó, y para evitar que desde Buenos Aires se apropiaran de sus futbolistas, las ligas rosarina y santafesina también empezaron a firmar contratos. La disidente Asociación Rosarina se creó el 22 de junio de 1931, y la Liga Santafesina de Football dos días después.

La rosarina contó con nueve clubes: Newell’s, Central, Central Córdoba, Belgrano, Nacional (hoy Argentino), Tiro Federal, Washington, Provincial y Sparta. Y la santafesina con seis: Colón, Unión, Gimnasia de Ciudadela, Brown, Ferrocarril Santa Fe y Atlético de Rafaela.

El 18 de octubre de 1931, “Los pistoleros de Ciudadela”, apodados así por su poderosa delantera, vencieron en la última fecha a Colón 1-0 y se consagraron campeones invictos. Fueron los primeros profesionales en consagrarse. Un mes después, el 22 de noviembre, festejó Newell’s en Rosario tras igualar 1-1 con Washington.

En diciembre, en una revista oficial de Boca apareció una noticia en la que el club saludaba a Newell’s por ser “el primer campeón profesional del fútbol argentino”, obviando, claro, la consagración del equipo de la ciudad santafesina. Boca recién se coronó los primeros días de enero de 1932.

El profesionalismo profundizó la hegemonía de los equipos porteños y tomó las riendas del fútbol, vía afiliación a la FIFA, del resto del país, relegando a las otras ligas a un papel secundario. Aunque también forzaron la grandeza del fútbol argentino.

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba