Política

Gobierno extiende suspensión de clases presenciales al menos hasta el 3 de mayo, anunció Lacalle

La suspensión de las clases presenciales continuará al menos hasta el lunes 3 de mayo, según anunció este miércoles el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en conferencia de prensa. 

Si bien el año lectivo se inició con presencialidad plena, el aumento de casos de covid-19 y la presión sobre el sistema sanitario llevaron al gobierno a suspender, en primera instancia, la obligatoriedad de la comparecencia presencial de los alumnos, y luego a decretar la educación a distancia en todos los niveles de la enseñanza. 

El pasado 23 de marzo, pocos días antes de Semana Santa, el gobierno había resuelto suspender las clases presenciales con la expectativa de que eso contribuyera a reducir la movilidad, y que se pudiera retomar la presencialidad de forma gradual una vez culminadas las vacaciones. Sin embargo, pocos días después se decidió extender la suspensión por una semana más, hasta el 9 de abril, ante un panorama sanitario que no presentaba cambios significativos.

En una conferencia de prensa que brindó este miércoles, el presidente comunicó que la medida sería prorrogada al menos hasta inicios de mayo. “Si realmente queremos blindar abril vamos a asegurarnos que la familia sepa que hasta el 3 de mayo vayan a un sistema de virtualidad, para después sí arrancar todo el año”, dijo.

Por su parte, entrevistado por el diario argentino La Nación, Lacalle Pou se mostró partidario de “extender la suspensión de la presencialidad” por más que remarcó que es una de las medidas que no le gusta tomar. 

“Hay algo que me preocupa como presidente, y me preocupa como padre. A un chiquilín no se le puede decir: empezá, cortá, empezá, acostumbrate a una rutina, ahora cortala, andá a la computadora, ahora andá a la clase. Esto corresponde a las autoridades de la educación y su autonomía, pero yo prefiero extender la suspensión de la presencialidad”, añadió el presidente.

En ese sentido, Juan Gabito –consejero de ANEP en representación del oficialismo– había dicho a El Observador que lo más “razonable” era plantear medidas por plazos mayores a una semana, para poder adoptar “planificaciones más largas”. Gabito mencionó como argumento la “incertidumbre” que implica para las familias, el cuerpo docente e incluso la alimentación escolar el hecho de tomar una decisión “semana a semana”. 

“La lógica indica que si la situación no mejoró probablemente se continúe con la no presencialidad”, afirmó Gabito, y señaló que está arriba de la mesa la posibilidad de prolongar durante el mes de abril la suspensión.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba