Deportes

Gabriel Deck estuvo al borde del doble-doble en la abultada derrota de Oklahoma City Thunder

Gabriel Deck jugó su segundo partido en la NBA y sumó números más que positivos, pese a que después de un gran comienzo se le secó la pólvora y poco pudo hacer para evitar la paliza que recibió como local Oklahoma City Thunder, que cayó con Indiana Pacers 152 a 95.

El santiagueño totalizó 8 puntos (4-12 en tiros de cancha, 0-2 en triples y 0-2 en libres), 10 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 1 pérdida en 24 minutos y el equipo se salvó de un papelón histórico: en un momento estuvo abajo por 60 puntos: si perdía por 68 iba a igualar la mayor derrota en la vida de la liga.

Con muy poca defensa, Oklahoma vio cómo Indiana se escapó rápidamente a un 8-0 y recién pudo anotar por la vía del libre más de dos minutos después del comienzo, pero sin respuestas ante una ofensiva visitante que anotaba sin mayores dificultades y con poco juego de conjunto adelante, los Pacers se fueron a 16-4 con una sola anotación de campo para el Thunder durante casi la mitad del cuarto inicial.

A 3m25 del cierre de ese primer cuarto, el DT Mark Daigneault mandó a la cancha al argentino, con el juego 30-17 en favor de Indiana.

Llegando al minuto final, Deck anotó en su primer intento tras un buen corte hacia el aro de contragolpe luego de recibir una asistencia de Svi Mykhailiuk.

Y se lució en las dos últimas posesiones del equipo: la primera, tomando un rebote defensivo y corriendo de costa a costa para terminar con un cambio de manos y una bandeja de zurda en penetración. Y la otra, con su primera volcada nuevamente al correr la cancha: 6 puntos en menos de 4 minutos con 100% de efectividad.

A 5m46 del final del segundo cuarto, Daigneault lo devolvió a la banca. Para entonces, Gaby había intentado otros dos lanzamientos, pero en ambos casos sin éxito. Ese 60% de acierto, de todos modos, seguía muy por encima del equipo, que no llegaba al 40.

A 1m35 Deck regresó al campo y sobre la chicharra obtuvo un buen rebote ofensivo (el segundo de su cuenta personal), pero en su toque a la pelota no pudo encestarla y, ante un rival superior, que está luchando por entrar al play-in en la conferencia Este (marcha 9°), Oklahoma cerró la primera mitad (para comenzar el 3C sin el santiagueño) cayendo 82-46.

Llegando al final del tercer período, con el equipo sufriendo ya una paliza todavía mayor (perdiendo por casi 60 puntos), Deck volvió y aunque no pudo anotar en ese rato, estirando una sequía en la que incluso falló dos tiros libres, continuó aumentando su cuenta de rebotes, estableciéndose como el mejor del equipo en el rubro.

Y a 5m45 rompió la mala racha, al anotar con un paso atrás después de ocho fallos consecutivos.

Un gran número en contexto

Al cabo, Deck se fue de la cancha con nada menos que cinco rebotes ofensivos. Para establecer parámetros, ningún otro jugador argentino logró esa cifra reboteadora en el tablero ajeno con tanta rapidez.

Luis Scola lo logró a su decimocuarto juego en la NBA (luego lo superaría varias veces, llegando en una ocasión a 9, su mejor registro), mientras que Andrés Nocioni no llegó a los cinco rebotes ofensivos sino hasta su tercera temporada.

Luis Scola ante Pau Gasol, luchando por un rebote. en 2012. Foto AP Photo/Gus Ruelas

Luis Scola ante Pau Gasol, luchando por un rebote. en 2012. Foto AP Photo/Gus Ruelas

Manu Ginóbili, algo curioso y que también pone de manifiesto su logro al tratarse de un perimetral, supo tomar la misma cantidad que Tortuga. Lo hizo en tres ocasiones: la primera, en febrero de 2003, ante Sacramento. Luego, ante Los Angeles Lakers en 2004 (34 minutos jugados) y la última una noche de noviembre de 2006 ante Charlotte en la que jugó 40 minutos.

Un pivote natural como Fabricio Oberto, de forma esperable, también tomó más que el santiagueño: en su partido número 37 capturó nada menos que 8 rebotes ofensivos. Rubén Wolkowyski, por citar otro ejemplo de un hombre fuerte en la pintura, no llegó a tomar más de tres.

Walter Herrmann, en abril de 2007 ante Washington, también llegó a tomar 5: fue su mejor registro.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba