Uruguay

“Fue el año del desmantelamiento de las políticas sociales” y de “desarmar programas”

La diputada y exintendenta de Montevideo Ana Olivera cuestionó el encare del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en el primer año de trabajo al frente del gobierno de Luis Lacalle Pou y mostró una “enorme preocupación” por el “desmantelamiento de las políticas sociales”.

Olivera, que fue subsecretaria del Mides, dijo en radio Universal que esta primera etapa de la gestión se encargó de “desarmar programas”, y en lugar de sustituirlos por otros, los “enlenteció, discontinuó”. “Cuando no hay un diálogo y una construcción colectiva, es muy difícil generar políticas públicas”, precisó, y citó las iniciativas Impulsa, Cercanía y Uruguay Trabaja para remarcar que “600 familias” se quedaron “sin atención” por no realizar una transición adecuada.

La jerarca sostuvo que el gobierno del Frente Amplio dejó “todo pronto” para que las nuevas autoridades tuvieran el “tiempo suficiente de planificar y generar desde su concepción” de política social –que a su parecer se mostró distinta a la anunciada en campaña– y que así el cambio de mando no repercutiera en un “corte abrupto” de los planes. Sin embargo, analizó, eso no se vio reflejado en el aprovechamiento de técnicos y otros profesionales de “mucho compromiso”, pero sí en el “visible desmantelamiento de programas”.

“Creo que no hubo un equipo que pudiera construir una política pública. Fue un equipo que cuando llegó al presupuesto nacional no sabía qué había ni cómo estaban distribuidos internamente los recursos que tenían asignados. Fue un equipo que cuando se preguntaba por el sistema de cuidados decía ‘estamos viendo qué hacemos’“, señaló acerca de la cartera encabezada hasta este sábado por Pablo Bartol.

“Yo respeto que tengan una idea de cómo llevarlo adelante. Pero yo no dejo a las personas tiradas, si no hice una transición de esos programas a otra cosa. No lo hicieron, eso no sucedió”, dijo con respecto a esas “600 familias” que se quedaron “sin atención”.

Olivera consideró además que, debido a la situación sanitaria, hubo “muchas cosas” que se podrían haber evitado, especialmente con familias en situación de pobreza. “Quizá ganó el prejuicio”, comentó.

Acerca del nuevo ministro designado, el nacionalista Martín Lema, la exintendenta de Montevideo aseguró que no le ve “perfil social” para liderar el ministerio, aunque aclaró que era una simple visión personal.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba