Sin categoría

fleteros argentinos no pordrán cobrar viajes en efectivo en Uruguay

Transportistas locales reclamaban hace meses que perdían competitividad frente a sus colegas argentinos. El Poder Ejecutivo dio lugar a esos reclamos y aprobó un proyecto de ley que les impide a empresarios  argentinos cobrar viajes en efectivo en Uruguay

En octubre de este año, los ministerios de Economía, Relaciones Exteriores, Transporte, Industria y Trabajo, remitieron al Parlamento un proyecto de ley referido a la forma de pago del precio de fletes en el transporte profesional de carga internacional terrestre con Argentina. 

Lo que hacían las empresas de fletes argentinas era simple. Efectuaban viajes de comercio exterior binacional y los cobraban en efectivo en Uruguay. 
Llevaban los dólares a su país y los cambiaban en el mercado paralelo del blue. Y así aprovechaban la diferencia cambiaria. Valiéndose de esa operación, podían ofrecer los fletes internacionales a menor valor. 

Este viernes el dólar blue cotizaba A$ 347 para la venta. Sin embargo, el dólar oficial mayorista tenía un precio de A$ 177,15, con una brecha cambiaria de 96%

El proyecto de ley explicaba en la exposición de motivos que las condiciones de los mercados internacionales, con el fin de las bajas tasas de interés a nivel mundial, sumado a la inestabilidad monetaria de los mercados regionales y las políticas públicas de algunos gobiernos regionales con su aplicación de tipos de cambio múltiples, habían distorsionado las condiciones competitivas en el transporte profesional internacional de carga. 

Agregaba que esa situación había generado disparidades competitivas en los precios de los fletes de mercadería en el sector del transporte, lo que se veía amplificado por las diferencias cambiarias existentes con países con desdoblamiento cambiario como Argentina

Esa diferencia en el tipo de cambio resultó en que las empresas de fletes locales se vieran seriamente afectadas, perdiendo un gran volumen de la carga terrestre internacional que transportaban.

Camión de transporte de carga internacional

Para el Poder Ejecutivo esa situación se tornaba aún más inequitativa con el manejo de efectivo en papel moneda y por eso era necesario adoptar condiciones que restablecieran condiciones de competencia leal para la industria y el trabajo nacional. 

Con esos fundamentos planteaba aprobar un artículo único. Ese artículo tuvo algunas modificaciones hasta llegar al que finalmente se convirtió en el texto de la ley 20.078 sobre la fijación de pagos por flete en el transporte de carga internacional terrestre con Argentina

El artículo indica: “todos los pagos que se realicen por concepto de flete en el transporte de carga internacional terrestre con la República Argentina deberán ser abonadas al país de la matrícula del vehículo de carga mediante transferencia obligatoria a través de entidades financieras o bancarias”.

El presidente de la Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional (Catidu), Mauro Borzacconi, dijo a El Observador que para la aprobación del proyecto fue importante el apoyo del ministro de Transporte, José Luis Falero, y del director nacional de Transporte, Pablo Labandera

Para el empresario, el resultado de la medida expuesta en la ley va a depender de los controles que se hagan.  
El texto prevé el control por la matrícula del vehículo. Entonces, si una matrícula realizó 10 viajes en Uruguay, la propietaria tendrá que demostrar que recibió la transferencia por esa cantidad de fletes.

“El Ministerio de Transporte va a pedir al banco el certificado de la transferencia que se hizo hacia Argentina”, explicó. 

El control también va a involucrar a los clientes que contraten los fletes. “Quien contrate el viaje le va a tener que pedir al transportista el nombre del banco en Argentina para hacer la transferencia”, indicó. 

El sector hace meses que reclamaba esta medida. Cuando el proyecto de ley era tratado en el Senado, la cámara se presentó ante la comisión de Transporte. Allí, Gastón Landa, uno de los representantes de la gremial se refirió a los transportistas argentinos y las ventajas que les otorgaba la diferencia cambiaria. 

Ellos están viniendo a Uruguay, cobran sus fletes en efectivo, se llevan esos dólares y en el mercado paralelo le hacen el triple (al cambiarlos a pesos argentinos). ¿Qué les permite eso? Bajar el costo de los fletes y quedarse con el mercado”, expuso. 

Más allá de mostrar conformidad con la medida de control aprobada, para los transportistas de carga queda un tema pendiente por resolver: aplicar IVA cero a los fletes de importación en el tramo nacional

“El flete de importación tiene IVA y se paga en el exterior. Cuando el cliente extranjero factura no lo deduce. Se pierde por todos lados”, señaló Borzacconi. 
El sector entiende que ese cambio tributario ayudará a frenar los problemas competitivos que afronta, preservar las fuentes laborales y mantener la flota de camiones de transporte internacional. Actualmente, la flota oscila entre los 1.300 y los 1.500 vehículos

“El único parque automotor que no ha crecido es el del transporte internacional y cada día hay más participación de camiones de bandera extranjera de todos los países”, afirmó. 

La expectativa de los empresarios es que esa medida sea aprobada durante los próximos seis meses.  
“Nunca le pedimos algo al gobierno que no fuera justo. Ni al actual ni a los anteriores. Nos parece que es hora de que le presten un poco de atención al transporte internacional de carga”, expresó Borzacconi. 

 

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior