Sin categoría

Estudiantes no se pudo copar en Uruguay: cosas por corregir

Estudiantes no se pudo copar en Uruguay: cosas por corregir

Gonzalo Piñeiro tuvo la responsabilidad de jugar en el medio con mucho ataque y poca defensa. Salió bien parado / fotobaires

Montevideo (Enviado Especial)

mcabrera@eldia.com

Con las manos vacías y un montón de cosas en la agenda de Abel Balbo- Estudiantes cerró su preparación en Uruguay con un empate 1-1 con Atlético Tucumán y derrota en los penales. Poco importa el resultado, pero esa impronta que trajo luego de los primeros amistosos se llenó de asteriscos luego de su paso por Montevideo.

En el primer tiempo Estudiantes fue más que Atlético Tucumán. Manejó más y mejor la pelota, y no se pudo poner en ventaja por la soberbia actuación de Marchiori, el mismo arquero que había tenido atajadas de valía en su único partido como titular en la Liga Profesional: contra el Pincha.

El equipo de Abel Balbo repitió el esquema de los últimos amistosos, sólo que cambió algunos nombres. Defensa de cuatro hombres con dos laterales siempre volcados al ataque para terminar defendiendo con tres jugadores, porque fue en este caso Gonzalo Piñeiro el que tuvo que retroceder para ayudar a los centrales. El pibe pudo mostrarse ante una golpe que sufrió el Corcho Rodríguez ante Peñarol.

Zuqui hizo las veces de José Sosa y el juego siempre comenzó con él para Zapiola o Rolheisser. El exRiver apareció más activo que el de Magdalena y por la derecha fue por donde llegó más veces el equipo albirrojo.

A los 8 minutos apareció Leo Godoy por el segundo palo pero salvó Lagos en la línea, luego Rollheiser agarró mordido el balón que se fue lejos y a los 15 y 22 minutos el grandote Juan Cruz Guasone pudo convertir de cabeza. la primera vez pasó muy cerca y en la segunda salvó el arquero de estupendo gesto.

La más clara fue de Mauro Boselli. En el mismo arco de la tribuna Amsterdam, donde en 2009 dejó en el piso al arquero de Nacional, ayer probó una chilena desde el punto del penal que obligó al golero a estirarse como un chicle para despejar al córner. Si era iba a ser un tremendo gol.

De todos modos el Decano, pese a ser superado tuvo dos chances clarísimas de gol, una de ellas en tiempo de descuento. Primero había salvado Mariano Andújar ante l aparición de Mateo Coronel por izquierda y luego el palo derecho le dijo que no a un remate de Renzo Tesuri, en la única jugada en la cual el equipo quedó mal parado defensivamente en un retroceso tras la pérdida del balón en la mitad de cancha.

Ese llamado de atención fue alarmas encendidas a los 29 segundos del complemento. No habían vuelto algunos hinchas a la platea cuando Coronel le ganó en el mano a mano a Godoy y tiró un centro de Ruiz Rodríguez empujó al gol anticipando a Romero. Gol desde el vestuario para que Balbo siga anotando en su libreta los problemas del equipo de mitad de cancha para atrás. Al rato sacó a los dos centrales. Y casi en continuado siguieron las modificaciones, con los ingresos de nuevos volantes y extremos y hasta el debut de Guido Carrillo.

Estudiantes se fue apagando con el correr de los minutos. Ya n o manejó la pelota ni tuvo situaciones de gol. Fue una imagen desdibujada, con falencias en la mitad de cancha y falta de chispa en los metros finales. Lo bueno que había mostrado contra Peñarol y en el primer tiempo ante los tucumanos se esfumó. Ni siquiera la buena jugada que acabó con el penal sobre Godoy el gol que cambió Boselli mejoró la imagen de un equipo que fue de más a menos.

Por supuesto que son partidos amistosos y ganar o perder no suma ni resta nada. Pero también es cierto que los errores de cuatro días antes no eran tan fáciles como los había visto el entrenador porque ayer los volvió a cometer. El gol de Atlético Tucumán es una muestra de ello. Y las dudas de jugar con dos delanteros de área aumentan.

El Pincha tiene material como para ser protagonista en todos los torneos que le toque jugar. Y el crédito más que abierto. La hora de la verdad será dentro de dos semanas y sin dudas que para estar a la altura tendrá que ajustar varios aspectos del juego. Por ahora es seguir trabajando y lejos del “candidato” que ven algunos.

 

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior