Deportes

“Este auto te da más placer”

Pasó muchas horas en el desarrollo del nuevo auto pero el día de su cumpleaños número 38 no pudo dar ni una vuelta. “Pero me regalaron una torta, eh”, bromea José María Pechito López desde Bélgica, donde este fin de semana el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) comenzará su temporada y la era de los Hypercar con las Seis Horas de Spa Francorchamps.

En una contacto virtual con la prensa que se extendió por 50 minutos, el piloto cordobés dio detalles del sustituto de los LMP1 -los híbridos que llenaron de gloria a la categoría con sus 1000 CV de potencia-, reconoció que la FIA (Federación Internacional del Automóvil) y la ASO (Amaury Sport Organisation) deberán rever los reglamentos para evitar que los LMP2 sean más rápidos que la nueva categoría reina y afirmó que su sueño este año es ganar las 24 Horas de Le Mans.

“Conductivamente, este auto te da más placer porque sentís que manejás más. Me entusiasma y es más divertido. Al ser un auto más pesado y que hay que manejar más, la adaptación fue mucho más rápida que cuando tuve que acostumbrarme al LMP1, incluso no me costó adaptarme. Si bien hay una diferencia en performance y voy a extrañar siempre el LMP1, lo que más me gusta es que no tenés que estar tan pendiente de la tecnología del auto, por ejemplo no tenés cortes de nafta, ni pensar en recuperar energía”, explica sobre el GR010.

Sin embargo, el inicio de esta nueva era del WEC trajo complicaciones: el 26 de abril, en el arranque de la actividad en el circuito, el auto número 7 que comparte con el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi -trío campeón del 2020- tuvo inconvenientes hidráulicos y eléctricos que le impidieron girar al cordobés en el día de su cumpleaños. “Lo positivo es que cuando me subí, hice el mejor tiempo del auto”, repara.

Campeones. Pechito López, en el centro, junto a inglés Mike Conway y al japonés Kamui Kobayashi. Foto Prensa Toyota Gazoo Racing

Campeones. Pechito López, en el centro, junto a inglés Mike Conway y al japonés Kamui Kobayashi. Foto Prensa Toyota Gazoo Racing

No fue el único problema: los LMP2 fueron más rápidos que los hypercars, donde incluso el Alpine A480 relegó a los autos 7 y 8 -piloteado por Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley- de Toyota. “No fue ninguna sorpresa lo que pasó en el Prólogo. En las simulaciones sabíamos que nuestros tiempos iban a ser esos y el LMP2 es un auto mucho más liviano y casi con la misma potencia. Pero no está en nuestras manos, está en las manos de la FIA y de ASO separar las categorías“, indica. Y agrega: “Lo lógico sería que se disminuya la potencia de los LMP2 porque tenemos un auto que pesa casi 300 kilos más y con menos carga aerodinámica. Para eso estaba el Prólogo. Ahora esperamos que se tome la decisión correcta”.

La primera prueba para los Hypercar, que en los próximos años sumará a marcas como Peugeot, Audi, Porsche y Ferrari, será este sábado a las 8.30, cuando se pondrán en marcha las seis horas de Spa, aunque la mira está puesta en Las 24 Horas de Le Mans, que se celebrará del 21 al 22 de agosto. “A Le Mans llegaremos con un auto que no conocemos tanto. Con el LMP1 estábamos hermanados, sabíamos todos los secretos, teníamos esa pequeña ventaja de performance. Este años vamos a llegar barajando y dando de nuevo”, reconoce Pechito.

El nuevo prototipo, del que participó Pechito: el Toyota GR010 Hybrid.

El nuevo prototipo, del que participó Pechito: el Toyota GR010 Hybrid.

“Personalmente, ganar Le Mans sería lo más importante, aunque ganar un campeonato del mundo siempre es bienvenido. Si tengo que elegir, Le Mans sigue siendo ‘ese’ objetivo, sobre todo por cómo se escapó en los últimos años. Le Mans sigue siendo el mayor de mis sueños y seguramente de mis compañeros de equipo”, reafirma quien viene de ser tercero en 2020.

Aunque el cordobés no duda en afirmar que si se corriera ahora, con esta situación desventajosa de los hypercar, “un LMP2 podría ganar la general”. “Va a ser una carrera súper importante y va a ser diferente, sin muchos kilómetros en este auto y muchas cosas nuevas. Esperemos que podamos llegar bien firmes y el auto pueda hacer las 24 horas sin problema, que es lo más difícil cuando se arranca con un auto nuevo. El primer pasito es Spa y hacer las seis horas sin errores y ver qué pasa con la cuestión del reglamento”, insiste.

“No hay mejor circuito que Spa para poner en exigencia un auto de estos, porque sufre subidas, bajadas, compresiones, fuerza lateral. Al ser un auto con menos carga, Eau Rouge ahora sí es una curva, se va con dientes apretados y otras cosas también. La expectativa que genera nuevos proyecto, auto y reglamento te da un estado muy lindo, es como bailar con novia nueva”, se ríe Pechito a horas de un nuevo desafío.

“No he anulado completamente volver a la Argentina”

El oriundo de Río Tercero tiene cuatro títulos mundiales: los tres con Citröen en el Campeonato de Turismo (WTCC) y el del año pasado en el Mundial de Resistencia (WEC) con Toyota. Y también tres pergaminos en el automovilismo argentino, donde fue campeón de TC2000 (2008 y 2009) y Súper TC2000 (2012). Su cabeza, sin embargo, siempre estuvo en su proyección internacional, esa que lo tuvo cerca de la Fórmula 1 hace una década, antes de que fracasara el proyecto del USF1.

Pechito López corrió entre 2007 y 2013 en TC2000, Súper TC2000, Turismo Carretera y Top Race. Foto: Mario Quinteros

Pechito López corrió entre 2007 y 2013 en TC2000, Súper TC2000, Turismo Carretera y Top Race. Foto: Mario Quinteros

Con 38 años y un presente exitoso en Europa, adonde volvió hace siete años, López no piensa en una nueva etapa en estas latitudes aunque tampoco la descarta. “No he anulado completamente volver a la Argentina. Si se da la oportunidad y los tiempos lo permiten, me veo muchos años más arriba de un auto de carreras y mi vínculo con Toyota es muy grande. Si volvería, sé que tendría la posibilidad de seguir corriendo allá”, explica.

“Pareciera que los años no me pegan, físicamente estoy cada vez mejor. Y mi carrera, para lo que eran mis expectativas y por lo que en algún momento pasó con la Fórmula 1, estoy en un lugar donde nunca pensé hace 7 años que iba a estar, peleando campeonatos del mundo y representando a mi bandera. Soy consciente de que si bien la edad no es una barrera, veo que los jóvenes vienen. Pero mi performance sigue siendo muy buena y mi motivación está intacta, inclusive cada día es mayor y eso me va a mantener en este nivel. Cuando no esté en este nivel, trataré de correr en otro lado”, confiesa.

Mientras tanto, se enfoca en su trabajo en Toyota, tanto en la pista como fuera de ella en el desarrollo de los autos, ya que la pandemia -por ahora- le impide correr en otro campeonato. “Hay que mantener las burbujas y las reglas que imponen los países en torno a sus fronteras y hacen más complicado hacer un doble campeonato. Ganas tengo si aparece algo y tiempo también. Me gustaría -admite-. Pero no es algo que me quita el sueño. Lo más importante para mí es andar bien acá y ganar Le Mans”.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba