Internacionales

Estados Unidos entra al ballet diplomático para salvar el acuerdo nuclear con Irán

Diplomáticos estadounidenses participan desde este martes en Viena en las negociaciones que modera la diplomacia europea y que pretenden reanimar al moribundo acuerdo nuclear iraní. El presidente Joe Biden dijo tras su toma de posesión que quería revocar la decisión de su antecesor Donald Trump de sacar a su país del acuerdo firmado en 2015 pero Irán exige que esa vuelta signifique el fin de las sanciones.

Los iraníes se niegan por ahora a sentarse en la misma mesa que los diplomáticos estadounidenses, por lo que Enrique Mora, director político del servicio diplomático europeo y hombre de confianza del ‘canciller’ europeo Josep Borrell, hará de intermediario. En las negociaciones también participan representantes de Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia, potencias garantes del acuerdo.

Los dos meses transcurridos desde la toma de posesión de Biden apenas sirvieron para escuchar declaraciones conciliadoras y la diplomacia europea intenta ahora acompasar la eliminación de las sanciones que impuso Donald Trump con la vuelta de Irán al cumplimiento del acuerdo, que debe vigilar el Organismo Internacional de la Energía Atómica que dirige el diplomático argentino Rafael Mariano Grossi.

Funcionarios rusos ante la AIEA arriban a las negociaciones. Foto: AP

Funcionarios rusos ante la AIEA arriban a las negociaciones. Foto: AP

Washington ya envía señales positivas. El enviado especial de Biden para estas negociaciones, Rob Malley, dijo este lunes, según un cable de la agencia AFP, que Estados Unidos está dispuesto a “levantar las sanciones que están en contradicción con el acuerdo”. El portavoz iraní Ali Rabii dijo que era “una posición realista y prometedora que puede ser el principio de la corrección del mal proceso que llevó a un impasse diplomático”.

El trabajo del mediador de la Unión Europea y de las potencias garantes será ahora el de hacer que la eliminación de las sanciones estadounidenses y la vuelta de Irán al cumplimiento del acuerdo se hagan de forma coordinada. Los iraníes piden todavía que Washington mueva ficha primero eliminando las sanciones económicas más dañinas para su economía.

En busca de anuncios importantes

La reunión estaba prevista para este martes a las 14:30 hora europea pero la diplomacia rusa filtró a través de Twitter que durante toda la mañana había habido contactos bilaterales discretos, en hoteles de la capital austríaca, para preparar el encuentro y clarificar las últimas posiciones. La diplomacia europea explicaba esta semana que habrá reuniones de expertos durante 20 ó 30 días para intentar avanzar en el cumplimiento de los aspectos técnicos del acuerdo.

El mediador europeo Enrique Mora (der.) abandona el Grand Hotel Wien, en Viena. Foto: AP

El mediador europeo Enrique Mora (der.) abandona el Grand Hotel Wien, en Viena. Foto: AP

Diplomáticos europeos contaban en Bruselas que, en el mejor escenario, Enrique Mora intentará que de estas reuniones salgan anuncios importantes de parte iraní y de parte estadounidense para mostrar que se avanza y que la vuelta de Washington al acuerdo puede darse en los próximos meses.

Bruselas espera por ejemplo que Irán anuncie un tope en sus planes de enriquecimiento de uranio y que Estados Unidos adelante ya la eliminación de algún tipo de sanción, al menos las que impiden vender a Irán material sanitario. Serían gestos mínimos pero que servirían para demostrar la buena voluntad de las partes.

Enrique Mora escribía este martes en Twitter: “Nuestro objetivo es hacer que se vuelva a la completa y efectiva implementación del acuerdo por todas las partes”.

Bruselas, especial

ap


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba