Internacionales

encuentran más restos de chicos indígenas en una escuela

Un grupo indígena de Canadá anunció el “horroroso y espeluznante descubrimiento” de restos de cientos de niños en el lugar donde funcionaba una antigua escuela en la provincia de Saskatchewan, el mayor hallazgo de este tipo realizado hasta la fecha.

El descubrimiento se produjo semanas después de que se encontraran los restos de 215 niños en tumbas sin identificar en el predio de otro antiguo internado en la Columbia Británica.

Ambas escuelas formaban parte de un sistema que separaba a los niños indígenas de su familia, a veces por la fuerza, y los alojaba en internados. Una Comisión Nacional de la Verdad y la Reconciliación calificó esta práctica de “genocidio cultural”. Muchos niños nunca volvieron a su casa y sus familias sólo recibieron vagas explicaciones sobre su destino o ninguna.

En un comunicado, la Federación de Naciones Indígenas Soberanas dijo que los restos encontrados esta vez se contaban por centenares y eran “los más significativos hasta la fecha en Canadá“. No dio una cifra exacta.

Un memorial para recordar a las víctimas. Foto AFP

Un memorial para recordar a las víctimas. Foto AFP

El descubrimiento fue realizado por la Primera Nación Cowessess en el Internado Indio Marieval, ubicado a unos 140 kilómetros de la capital provincial, Regina. El jefe de la federación, Bobby Cameron, dijo que el grupo planeaba hacer un anuncio formal el jueves.

“Siempre se ha hablado, se ha especulado y se han contado historias, pero ver este número… es una cifra muy significativa”, dijo Cameron. “Va a ser difícil, doloroso y desgarrador”.

Es probable que los últimos descubrimientos ahonden el debate del país sobre su historia de explotación de los indígenas. Los descubrimientos volverán a centrar la atención en los horrores de las escuelas en las que los abusos sexuales, físicos y emocionales eran habituales, según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

El gobierno

Cuando Justin Trudeau asumió el cargo de primer ministro en 2015, eligió la adopción de las 94 recomendaciones de la comisión como máxima prioridad. Pero los avances han sido lentos, en parte porque algunas de ellas escapan al control del gobierno federal. Cameron y otros líderes indígenas dicen tener la esperanza de que el descubrimiento de los restos de los niños acelere el proceso.

Las investigaciones sobre el destino de los niños desaparecidos son una reivindicación para los indígenas de Canadá, cuyas historias orales que hablaban de que miles de niños habían desaparecido de las escuelas a menudo eran recibidas con escepticismo.

“No se puede negar esto: todas las historias contadas por nuestros sobrevivientes son ciertas”, dijo Cameron. “Esto es lo que la Iglesia Católica de Canadá y el gobierno de Canadá de entonces les infligieron a nuestros niños”.

No está claro cuántos niños fueron enviados a las escuelas para no volver a casa. Las enfermedades, incluido el brote de gripe española de hace un siglo, a menudo se propagaban por los dormitorios de escuelas superpobladas. Algunos niños murieron congelados después de escapar. Y los testimonios de ex alumnos a la comisión incluían relatos sobre la incineración de cuerpos de niños nacidos de niñas que habían sido embarazadas por los sacerdotes y los monjes.

La comisión calculó que desaparecieron unos 4.100 niños. Pero un ex juez indígena que dirigió la comisión dijo en un correo electrónico a principios de este mes que ahora creía que la cifra era de “mucho más de 10.000”.

Los restos de los 215 niños fueron descubiertos en el Internado Indio de Kamloops, en la Columbia Británica, mediante el uso de un georradar. Esta tecnología, muy similar a una resonancia magnética, produce imágenes de anomalías en el suelo.

Un funcionario de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas dijo que el último análisis, que se basó en la misma tecnología, comenzó hace unas tres semanas, no mucho después del anuncio de los descubrimientos preliminares sobre la escuela de Kamloops por parte de la Primera Nación Tk’emlúps te Secwépemc.

La búsqueda en la escuela de Kamloops aún continúa y los líderes de la Primera Nación prevén que el informe final elevará el número de tumbas encontradas.

Más tumbas

Cuando la comisión intentó estudiar la cuestión de los niños indígenas desaparecidos, el gobierno conservador de entonces rechazó su pedido de dinero para financiar las búsquedas. Ahora, varios gobiernos federales se han ofrecido a financiar las búsquedas tras el descubrimiento de Kamloops. El martes, el gobierno anunció que proporcionaría algo menos de 4,9 millones de dólares canadienses (unos 3,9 millones de dólares) a las comunidades indígenas de Saskatchewan para la búsqueda de fosas. El gobierno provincial se había comprometido anteriormente a aportar 2 millones de dólares canadienses.

En un comunicado, Scott Moe, primer ministro de Saskatchewan, pronosticó que se encontrarían más restos de niños en otros lugares.

“Lamentablemente, otras Primeras Naciones de Saskatchewan experimentarán la misma conmoción y desesperación mientras continúa la búsqueda de tumbas”, escribió.

Al igual que Kamloops, la escuela de Marieval, inaugurada en 1899, fue gestionada durante la mayor parte de su historia por la Iglesia Católica en nombre del gobierno de Canadá. Todavía existe un cementerio señalizado en el terreno de la escuela, que cerró en 1997 y fue posteriormente demolida. La comisión, basándose en el testimonio de ex alumnos y en materiales de archivo, incluyó a la escuela de Marieval como un lugar probable de tumbas no identificadas.

La comisión reclamó una disculpa papal por el papel de la Iglesia, que gestionaba alrededor del 70% de las escuelas. Pero a pesar de un llamamiento personal de Trudeau al Vaticano, el papa Francisco todavía no ha dado ese paso. Por el contrario, la dirección de la Iglesia Unida de Canadá, el mayor grupo protestante del país, pidió disculpas por su papel en la gestión de las escuelas en 1986.

Los ex alumnos de los internados de Saskatchewan se mostraron especialmente activos en los litigios contra el gobierno, lo que dio lugar a acuerdos financieros y a la creación de la comisión, que recibió el testimonio de más de 6.700 testigos durante seis años.

Cameron dijo que, desde el anuncio de Kamloops, ha viajado por la provincia, cuyas principales industrias son la agricultura y la minería, realizando búsquedas en los predios de las antiguas escuelas.

“A simple vista se puede ver la depresión en la tierra donde se encuentran estos cuerpos”, dijo sobre algunos lugares. “Los niños están ahí, esperando ser encontrados”.

The New York times

PB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba