Uruguay

En el día que anunció más gasto por la pandemia, una calificadora de riesgo le mantuvo la nota a Uruguay

Según la agencia, las políticas gubernamentales “proactivas” para el cuidado de la salud por el covid-19, junto con el apoyo fiscal y la liquidez, deberían continuar mitigando el impacto económico y social de la pandemia en Uruguay. “Esperamos que la corrección fiscal gradual y la estabilización de la deuda mejoren las perspectivas económicas”, indicó la agencia, que espera un “impacto limitando a largo plazo” en las finanzas del Estado por el covid-19.

Para Standard & Poor’s, la perspectiva estable equilibra los reveses económicos y fiscales de corto plazo por la pandemia con una recuperación del crecimiento del PIB, junto a una sólida posición externa e instituciones bien establecidas. 

Escenarios

La calificadora dice que podría reducir la nota en los próximos dos años si las perspectivas de crecimiento de largo plazo son menores a las esperadas, ya que dependen en gran medida del avance de proyectos de inversión importantes.

Además, recuerda que el ya elevado déficit de las administraciones públicas y la carga de la deuda neta podrían seguir aumentando más allá de sus expectativas. Asimismo, una trayectoria de crecimiento sostenido más débil a largo plazo podría frenar el ingreso per cápita de Uruguay, debilitando su capacidad de recuperación económica. 

En la otra vereda y como elementos positivos para pensar en una mejora de la nota a futuro, Standard & Poor’s menciona que una disminución sostenida de la inflación, junto con una mayor profundización de los mercados de capitales local, podría facilitar los esfuerzos continuos del gobierno para aumentar la participación de la moneda doméstica en su saldo de deuda. La caída de la exposición a la deuda denominada en moneda extranjera podría reducir el impacto de las fluctuaciones del tipo de cambio en el balance de la deuda externa soberana. 

La mejora resultante en la dinámica de la deuda, junto con un crecimiento continuo del PIB, podría llevar a una calificación más alta durante los próximos dos años. “También podríamos subir la calificación si una combinación de un buen crecimiento del PIB y medidas de consolidación fiscal mayores a las esperadas reducen el déficit fiscal y la carga de la deuda del gobierno más allá de nuestras expectativas actuales”, indica. 

Tras la contracción del 5,9% que registró la economía uruguaya en 2020, Standard & Poor’s proyecta un repunte económico del 3,2% para este año, y algo por encima del 2,5% para el período 2022-2024. 

Por otro lado, espera que la deuda bruta del gobierno se estabilice en torno al 65% del PIB.

Asimismo, espera que el déficit fiscal del gobierno se reduzca gradualmente al 3%- 4% del PIB durante 2022-2024 desde el máximo de 5,7% alcanzado en 2020 (excluyendo el efecto de la ley de cincuentones). 

 

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba