Internacionales

En el “Día de los presidentes”, Donald Trump saludó a sus seguidores en Florida

El tercer lunes de febrero se celebra en Estados Unidos el “Día de los presidentes”, en conmemoración al nacimiento del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, el día 22 de febrero de 1732.

Por eso este lunes, el ex presidente Donald Trump aprovechó la ocasión para salir a saludar a sus seguidores, un nutrido y ruidoso número, que se juntaron en West Palm Beach, en el estado de Florida, para vivar al magnate republicano.

Fiel a su estilo, Trump no dejó de saludar y sonreír.

El ex presidente saludando a sus seguidores. Foto AFP

El ex presidente saludando a sus seguidores. Foto AFP

Donald Trump aterrizó como presidente el miércoles 20 de enero en el aeropuerto de West Palm Beach en Florida y, cual Cenicienta a las 12 del mediodía, sus poderes se desvanecieron mágicamente cuando asumió el presidente Joe Biden en Washington.

Fue un momento muy duro para el magnate, que buscó refugio en su lugar favorito para poder pasar uno de los días más tristes de su vida. Florida es hoy el lugar donde puede intentar sentirse entre amigos y relanzar su perfil político junto a su familia, aunque algunos vecinos no quieren verlo por allí.

Trump se encerró con su familia en su mansión del club Mar-a-Lago, considerada en su mandato como una segunda Casa Blanca, donde iba a descansar los fines de semana largos o a huir del invierno. No trascendió lo que hizo en las primeras horas como un hombre común, aunque se lo vio jugar al golf, su deporte favorito. Muchos lo imaginan rumiando bronca contra los amigos que lo abandonaron. Pero creen que en algún momento se le pasará y saldrá al ruedo.

Seguidores del ex presidente en Palm Beach, Florida. Foto AFP

Seguidores del ex presidente en Palm Beach, Florida. Foto AFP

Pese a sus sonrisa, los procedimientos legales o quizá comisiones investigadoras lo perseguirán: absuelto por el Senado en un juicio político, el ex presidente aún podría ser responsabilizado por los eventos del 6 de enero en el Capitolio.

Ante el Senado, los legisladores demócratas que fungieron de fiscales buscaron demostrar que el 45° presidente de Estados Unidos había incitado a la violencia con meses de “mentiras”, negando su derrota en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre contra Joe Biden, y luego en su discurso ante miles de simpatizantes en Washington el día del asalto al Capitolio.

“Luchen como el demonio”, les dijo, mientras los parlamentarios certificaban la victoria de su rival demócrata.

Fuente: Clarín y AFP

PB​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba