Deportes

El «vamos, vamos los pibes» de una Bombonera que volvió a latir después de 578 días

[ad_1]

La derrota de Boca en el Superclásico había reabierto una grieta que parecía cerrada desde la llegada de Sebastián Battaglia a la dirección técnica. ¿Por qué apostó por los hombres de experiencia ante River cuando los pibes venían en gran rendimiento? Lo concreto es que ante Lanús los chicos del club la rompieron y la Bombonera se los reconoció a puro grito.

«¡Vamos, vamos los pibes!». La ovación bajó como un estruendo desde todas las esquinas del J Armando después de que Luis Vázquez anotara el tercer gol de Boca, el 3-1 a Lanús. Antes había empatado Chelo Weigandt (también le hicieron el penal en el final) y desnivelado Agustín Almendra, otro producto de las Inferiores xeneizes.

Battaglia no apostó por todos los pibes de entrada frente a Lanús, pero ante las lesiones de Orsini, sobre la media hora del PT, y de Cardona -no salió a jugar el complemento- el DT dejó sentados a los Pulpo González, Briasco o Rolón para darles minutos antes a Vázquez, Aaron Molinas y a Cristian Medina, de apenas 19 años.

Ya hace meses que, desde el Consejo de Fútbol, Riquelme baja línea de un proyecto con protagonismo de juveniles. Y después de estas buenas apariciones de los pibes, más la banca explícita de miles de gargantas en la Bombonera, Battaglia deberá definir si sigue apostando a la experiencia o les da definitivamente rodaje a los chicos.

[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba