Tecnología

El uruguayo de 21 años que hizo un trabajo sobre computación cuántica e interesó a Amazon

Pablo Bonilla tiene 21 años y está empezando a liderar el campo de la computación cuántica. Esta tecnología, que marcará el rumbo de la innovación en los próximos años, dio un paso importante gracias a un trabajo que hizo él en una universidad australiana junto a un equipo de investigadores y que llama la atención de Amazon.

Lo que hizo fue ejecutar algunos ejercicios de codificación en un proyecto de la Universidad de Sidney, en Australia, que ayudó a resolver uno de los problemas más comunes en este rubro tecnológico, y promete cambiar el mundo.

Todo empezó porque en la universidad donde estudia (cursa el último año de su carrera de Física y Matemática) lo dejan hacer investigaciones especiales. “Uno de los proyectos que tenía era en computación cuántica. Yo empecé a trabajar en él y terminó en el artículo que publicamos”, contó a Cromo. La revista en donde aparece este trabajo fue Nature, una de las más prestigiosas del planeta.

“Sus notables propiedades de corrección de errores provienen de una simple modificación de un código que ha sido estudiado extensamente durante casi dos décadas”, dijo al medio australiano ABC Shruti Puri, profesor de Bonilla.

El coautor del artículo dijo a ese periódico que la brillantez del código de Pablo Bonilla radica en su simplicidad. “Es una locura, es un cambio tan pequeño, pero realmente me gustan las ideas simples, creo que son las mejores”, indicó.

Este estudio ha sido presentado en distintas conferencias en internet y también ha sido puesto a disposición del púbico masivo. Su divulgación llamó la atención de Amazon Web Services, el gigante tecnológico que piensa recurrir a este aporte para la creación de su propia computadora cuántica para resolver problemas internos, sobre todo vinculados a la seguridad informática.

Quién es Pablo Bonilla

Nació en Sarandí del Yí, Durazno, y a los cinco años su familia se radicó en Montevideo. Estudió en el colegio Sagrada Familia del que destaca a sus compañeros y docentes.

“Las maestras fueron muy buenas en mi crecimiento”, indicó.

En 2011, sus padres decidieron emprender su vida en Australia ya que habían conseguido un trabajo allí y observaban que podían tener más posibilidades que en Uruguay.

En la universidad, Pablo es muy destacado por sus profesores. En el diario ABC de Australia, el docente Brown indicó: “Es muy trabajador y muy dedicado”.

“Mi idea es seguir investigando en computación cuántica porque hay mucho para hacer todavía en esta área”, dijo. Todavía es muy pronto para saber si retorna al país a continuar su vida. “Uruguay siempre será mi país y lo tengo en el corazón”, destacó.

El impacto de la computación cuántica

La definición básica es que esta computadora permite realizar operaciones más sofisticadas que una computadora tradicional.

“Una computadora cuántica tiene posibilidades de ser usada para resolver cosas mucho más complejas. Puede ser usada en una industria como la medicina, también en la seguridad de internet e inteligencia artificial”, comentó Bonilla. Una de las aplicaciones prácticas más tangibles es que podría ayudar a elaborar medicamentos .

Podemos aprender las reacciones que pasan y podemos aprender los procesos que pasan para crear soluciones”, agregó.

De todas formas, aclaró, estamos en la infancia de esta tecnología. “En parte porque no hemos podido superar la inestabilidad inherente en las máquinas que producen tantos errores”, declaró a su universidad.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba