Deportes

«El único país del mundo al que no podía entrar era Argentina»

En el único país que no me dejaban entrar era en Argentina. En el resto del mundo presentaba el certificado de la vacuna y los PCR y viajaba sin problemas. En todo este tiempo viajé por todos lados, acompañé a mi hijo Eduardo, que corrió en varios lugares, y no tuve problemas. Acá en Argentina no sé qué sucedía, pero tenía que acatar las disposiciones. Es más, llegué el viernes al aeropuerto y estuve 6 horas porque sigue todo muy complicado”, indicó Rubens Barrichello, que después de seis meses de restricciones estrictas en el país hacia los extranjeros y sorprendido por las medidas adoptadas por las autoridades nacionales, aceleró nuevamente un Corolla del equipo Toyota Gazoo Racing de Argentina, de Súper TC 2000.

La última vez que Barrichello había estado en la categoría más tecnológica fue el 21 de marzo por la segunda fecha del actual calendario que se disputó en el autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires. Luego, las restricciones impuestas a los extranjeros por el Gobierno Nacional por la pandemia no dejaron al brasileño ingresar al país.

El ex piloto de Ferrari en la Fórmula 1 ya sabe lo que es ganar en el Súper TC 2000, ya que se llevó la victoria en la quinta fecha del campeonato 2020 en el “Coliseo Porteño”. En aquella oportunidad lo escoltaron Agustín Canapino y Nicolás Moscardini, ganador de la clasificatoria de este sábado.

-Las restricciones exclusivas de la Argentina quedaron atrás y ahora nuevamente estás acá. ¿Es un volver a empezar?

-Más allá de todo esto, extrañaba mucho compartir el trabajo con el equipo Toyota Gazoo Racing, conducir el Corolla de Súper TC2000 con tracción delantera, que es un animal completamente diferente. Estaba muy acostumbrado a este tipo de vehículo y ahora deberé readaptarme nuevamente.

Barrichello, en septiembre de 2020. Foto Rafael Mario Quinteros

Barrichello, en septiembre de 2020. Foto Rafael Mario Quinteros

-Lamentablemente no pudiste tener continuidad para establecer un procesos progresivo con el equipo Toyota.

-Lamento que todo este tiempo, desde que comenzamos con Toyota este hermoso sueño de competir en la Argentina, haya estado repleto de complicaciones. Hicimos la presentación a comienzos de 2020 y la pandemia nos alteró todos los planes. No se podía viajar, después cuando volvieron las carreras sólo eran en Buenos Aires y más adelante regresaron las restricciones. Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, fue el que apareció con la idea y empujó para concretarla. No conozco una persona tan apasionada por el automovilismo como él. No vi algo igual ni en Brasil. Estoy muy agradecido por esta hermosa oportunidad.

Con todas las complicaciones para desarrollar ambas temporadas, llenas de interrogantes, con idas y venidas por las medidas adoptadas en la Argentina frente al avance de la pandemia por el Covid-19, el piloto brasileño aún no tiene establecido cómo será el futuro respecto del Súper TC2000: “El último episodio con Matías (Rossi, penalizado en la fecha de San Juan) me dejó triste. Sobre el futuro no tengo mucho por decir. Sólo que estaré en las últimas tres fechas del año y después conversaremos para lo siguiente”, afirmó.

-Con tanta experiencia en el automovilismo internacional, ¿qué te gusta del Súper TC2000?

-Es una categoría fantástica. Y encuentro un grupo de gente extraordinario de la mano de Toyota. Pero al margen, la Argentina no tiene idea de la cantidad de pilotos fantásticos que tiene. Es increíble tantos y muy buenos pilotos. Si hubiese más apoyo de empresas a la actividad seguramente la Argentina tendría representantes en la Fórmula 1, como los tuvo en otras épocas. O como sucedió mismo en Brasil también.

Barrichello (aquí en noviembre de 2020) tiene una buena experiencia en el automovilismo argentino. Foto Rafael Mario Quinteros

Barrichello (aquí en noviembre de 2020) tiene una buena experiencia en el automovilismo argentino. Foto Rafael Mario Quinteros

-Fue tu primera vez en Rosario. Otro desafío como piloto para conocer la pista.

-El circuito de Rosario lo conocí este fin de semana. Tiene una curva 1 con muchas ondulaciones, que se siente arriba del auto, pero después es un trazado muy cerrado y muy técnico. Está muy bien. Y siempre me hablaron muy bien de la ciudad. Y especialmente de Lionel Messi. Pasé por el hotel donde celebró su matrimonio, y otros lugares muy bonitos.

¿Verstappen por el título y Hamilton por la moda?

La victoria de Rubens Barrichello en el Gran Premio de Alemania en el 2000.

La victoria de Rubens Barrichello en el Gran Premio de Alemania en el 2000.

Más allá de su compromiso en el automovilismo nacional, Rubens Barrichello siempre es palabra autorizada para comentar sobre la Fórmula 1, categoría en la que participó en 322 largadas de Grandes Premios. Y el piloto paulista se jugó en este espectacular duelo entre Lewis Hamilton y Max Verstappen.

“Es un año muy lindo para la Fórmula 1. Después de vivir la era Ferrari, la era Mercedes, o en su momento la era McLaren, ahora tenemos esta gran rivalidad que no nos permite saber de antemano quién va a ganar. Está muy bueno. De todas formas creo que el auto de Red Bull con Verstappen están un poquito más adelante que Hamilton con Mercedes. Creo que por velocidad y por estrategia, Red Bull puede ganar. Pero hay que ver qué pasa”, indicó.

“Mi opinión es una más de cualquier espectador que observa las carreras desde afuera. Para esto no hay experiencia que valga cuando se ve sin participación. De hecho estuve en Mónaco con mi hijo, Eduardo, y pregunté a los ingenieros de Valtteri Bottas, en Mercedes, ¿por qué está tan bien Hamilton? Ellos me respondieron que le gusta trabajar un montón. Hamilton es un fenómeno increíble como piloto: admiro cuando hay un deportista que está en la cima y continúa trabajando y esforzándose para mejorar aún más su performance. Es increíble. Hay que tener mucha humildad”, detalló Barrichello.

Más allá de lo deportivo con la Fórmula 1, Barrichello comentó la serie sobre Michael Schumacher, que se emite por Netflix. “Para mí fue muy emocionante mirar ese documental, porque viví mucho tiempo de todo lo que se muestra allí. Pero ¡faltó la palabra de Rubens! ¡No me preguntaron nada! Pero me gustó verlo», dijo con la broma en medio.

Mensaje de Rubens Barrichello a Michael Schumacher en 2019.

Mensaje de Rubens Barrichello a Michael Schumacher en 2019.

La última pregunta lo sorprendió: ¿Te vestirías como Hamilton? Soltó la carcajada por los posteos que sube el campeón mundial con indumentaria extravagante de colores llamativos, y respondió: “Si él se viste de esa forma, le gusta y además gana buena plata por exhibirse así, me parece muy bien. Pero la verdad no es un estilo que me guste para que yo lo use”.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba