Sociedad

“el sistema alimentario actual no es sostenible”

El restaurante neoyorquino Eleven Madison Park, uno de los más reconocidos de todo el mundo, reabrirá sus puertas con una nueva propuesta gastronómica: dejará de servir carnes por motivos medioambientales. 

“Estaba claro que, después de todo lo que todos hemos vivido este pasado año, no podíamos abrir el mismo restaurante”, afirmó el chef y propietario Daniel Humm, en una carta publicada en su página web.

Hemos tomado la decisión de servir un menú a base de plantas en el que no usamos ningún producto animal: cada plato está hecho con vegetales, tanto de la tierra como del mar, así como frutas, legumbres, hongos, cereales y mucho más”. 

La noticia fue una sorpresa para la gastronomía. Incluso para el crítico Adam Davidson, quien publicó una entrevista con Humm en el Wall Street Journal y confiesa que era escéptico hasta que probó algunas de las nuevas recetas vegana previo a la reapertura del 10 de junio. 

“No voy a mentir, a veces me levanto en medio de la noche pensando en el riesgo que corremos al abandonar platos que alguna vez nos definieron”, reconoció Humm en su mensaje. Actualmente Eleven Madison Park ostenta cuatro estrellas del New York Times, tres estrellas Michelin y ocupó en 2017 el primer lugar entre los mejores 50 restaurantes del mundo. 

Entre sus platos más reconocidos por los críticos gastronómicos estaban el pato glaseado con miel de lavanda o la langosta escalfada, que ahora quedarán en el pasado.

“Es crucial para nosotros que, independientemente de los ingredientes, el plato esté a la altura de algunos de nuestros platos favoritos del pasado”, escribió el chef y aseguró que siempre trabajaron con “sensibilidad” sobre el impacto de la industria en el entorno: “se estaba volviendo cada vez más claro que el sistema alimentario actual simplemente no es sostenible, de muchas maneras“. 

El propietario del restaurante considera que “es hora de redefinir el lujo como una experiencia que tiene un propósito superior y mantiene una conexión genuina con la comunidad“. “La experiencia de un restaurante es más que lo que está en el plato”, agregó.

Pandemia y comunidad

Daniel Humm también se refirió al impacto de la pandemia ocasionada por el coronavirus en el negocio y aseguró que la situación “puso a la industria de rodillas“: “con nuestro cierre, despedimos a la mayor parte de nuestro equipo y realmente no sabíamos si iba a haber un Eleven Madison Park”.

Contó, además, que para mantenerse en actividad prepararon cerca de un millón de platos de comida para los habitantes de Nueva York en colaboración con la organización sin fines de lucro Rethink Food. “Lo que comenzó como un esfuerzo por mantener a nuestro equipo empleado mientras alimentaba a las personas necesitadas se ha convertido en uno de los trabajos más satisfactorios de mi carrera”, sostuvo el premiado chef. 

Por este motivo, en la reapertura de uno de los locales más lujosos de Nueva York, por cada cena que los clientes compren Humm se comprometió a ofrecer cinco comidas a los neoyorquinos que padecen inseguridad alimentaria. 

“Estamos encantados de compartir las increíbles posibilidades de la cocina basada en plantas mientras profundizamos nuestra conexión con nuestros hogares: tanto nuestra ciudad como nuestro planeta”, concluyó el chef. 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba