Deportes

El plantel de Independiente no puede entrar a Brasil y podría volver al país

El plantel de Independiente aterrizó en el aeropuerto de Salvador de Bahía en la tarde del lunes para el partido que deberá disputar este martes ante el local por la Copa Sudamericana, pero entrada la medianoche aún no podía pasar de migraciones y entrar a Brasil.

¿Qué sucede? Varios de los integrantes de la delegación que tuvieron coronavirus en las últimas semanas siguen arrojando “detectable” en las pruebas y las autoridades sanitarias brasileñas no autorizan la entrada. ¿Se vuelven a la Argentina?

La Conmebol había dado luz verde puesto que el Rojo había presentado los correspondientes estudios ya que es común que sucedan estos casos. Varios que fueron dados de alta hace tiempo siguen dando positivo, pero ya no contagian. Algo similar había ocurrido en la Copa Libertadores pasada con Boca y Libertad de Paraguay.

El plantel de Independiente antes de viajar a Brasil. Foto: @Independiente

El plantel de Independiente antes de viajar a Brasil. Foto: @Independiente

Los directivos de Independiente no tenían en los planes que al arribar al país vecino se encontrarían con esta barrera y en estos momentos se encuentran tratando de destrabar la situación. Son siete futbolistas en total los que tienen el acceso restringido, entre los que se encuentran Juan Insaurralde, Pablo Hernández y Adrián Arregui.

El plantel completo, que no cuenta con la presencia de Julio Falcioni ya que se quedó por problemas de salud de su esposa, permanece retenido hace horas. “Los jugadores que tuvieron covid-19 están dados de alta por estudios y esos estudios están cargados en Conmebol. Antes de salir de Buenos Aires nosotros recibimos la autorización, ahora es un tema entre Conmebol y Brasil”, le explicaron a Clarín desde la entidad de Avellaneda.

Es una puja a contrarreloj ya que pasada la medianoche los jugadores no habían cenado y necesitan llegar al hotel para descansar para el encuentro que este martes está pautado para las 19.15 horas. De hecho, el fastidio empezó a hacerse presente con quejas hacia el personal de la policia local. “Hace cinco horas que estamos acá y ni un vaso de agua pudimos tomar”, fue el reclamo.

Si no hay una solución, el cruce corre riesgo de no disputarse puesto que en el Rojo tomaron una decisión: “Lo estamos tratando de resolver, pero entramos todos o no entra nadie”, avisaron.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba