Internacionales

El misil hipersónico de China que tomó por sorpresa al Pentágono

China negó este lunes haber probado un misiles hipersónico con capacidad nuclear. Pero tuvo que confirmar que algo probó. No era un misil, explicó. Sino una «nueva nave espacial». Según el Financial Times el arma llegó a dar la vuelta al planeta. Y el Pentágono, tomado por sorpresa, avisó a Beijing que está mirando el asunto de cerca.

Los misiles hipersónicos son mucho más rápidos y ágiles que los normales, lo que significa que son más difíciles de interceptar.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, dijo en una rueda de prensa que en julio se llevó a cabo una prueba de rutina para verificar diferentes tipos de tecnología de naves espaciales reutilizables.

«Esto no era un misil, era una nave espacial», dijo. «Esto es de gran importancia para reducir el costo del uso de naves espaciales», detalló.

Zhao agregó que muchos países habían realizado pruebas similares en el pasado. Cuando se le preguntó si el informe del Financial Times era inexacto, respondió «sí».

El misil Dong Feng 41 durante un desfile militar en Beijing. Foto: AP

El misil Dong Feng 41 durante un desfile militar en Beijing. Foto: AP

El informe del diario fue publicado el sábado y citó a cinco fuentes anónimas que dijeron que se había lanzado un misil hipersónico en el verano (boreal), en agosto.

El misil con capacidad nuclear dio una vuelta a la Tierra en una órbita baja antes de descender hacia su blanco, al que no alcanzó.

«La prueba mostró que China había logrado un progreso asombroso en armas hipersónicas y estaba mucho más avanzado de lo que los funcionarios estadounidenses sabían», se lee en el informe.

El programa espacial chino

El programa espacial chino está dirigido por el Ejército y muy vinculado a sus planes de construir misiles hipersónicos y otra tecnología que podría alterar el equilibrio de poder con Estados Unidos.

«China trabajará junto con otros países en el mundo por el uso pacífico del espacio y en beneficio de la humanidad», dijo Zhao.

Zhao hizo sus declaraciones sobre el ensayo de agosto unos días después de que China enviara una tripulación de tres personas para una misión de seis meses en su estación espacial.

EE.UU. no tiene aún su misil hipersónico. Foto: EFE

EE.UU. no tiene aún su misil hipersónico. Foto: EFE

Además de su programa espacial, la expansión de China en la tecnología de misiles hipersónicos y otros campos avanzados han aumentado la preocupación conforme Beijing se vuelve más asertiva en sus reclamos territoriales sobre islas y aguas de los mares de China Meridional y Oriental, así como sobre amplias extensiones de territorio en su disputada frontera montañosa con India.

Esta ofensiva china llevó a Estados Unidos a crear una alianza con el Reino Unido y Australia, para dotar a los australianos con submarinos nucleares que navegarán por esas aguas en disputa, lo que generó el rechazo chino.

Estados Unidos, preocupado

Estados Unidos está «muy preocupado» por la actividad de China en el sector de los misiles hipersónicos, destacó este lunes en Ginebra Robert Wood, representante permanente de Washington en temas de desarme.

«Estamos muy preocupados por lo que China está haciendo actualmente en el ámbito hipersónico», indicó el embajador, quien tras siete años en Ginebra abandonará su cargo la semana próxima para retornar a Washington.

El embajador estadounidense subrayó que Rusia también cuenta con esta capacidad hipersónica, y afirmó que Estados Unidos «se ha abstenido de proseguir» el desarrollo militar de esta tecnología, que se refiere a objetos capaces de volar a velocidad Mach 5, inclusive superior, que son maniobrables, haciéndolos difíciles de detectar e interceptar.

Pero frente al desarrollo de este tipo de armamento, «no tenemos otra opción que reaccionar en la misma línea», aseveró Wood.

Rusia lanza un misil desde el mar. Foto: AP

Rusia lanza un misil desde el mar. Foto: AP

Estados Unidos aún no cuenta en su arsenal con misiles hipersónicos, pero trabaja en esto. El Darpa, brazo científico del ejército estadounidense, anunció recientemente que probó con éxito su misil hipersónico HAWC (Hypersonic Air-Breathing Weapon Concept) de propulsión aeróbica, o sea, utilizando el oxígeno de la atmósfera para su combustión.

El Pentágono también desarrolla un planeador hipersónico denominado ARRW (pronunciado Arrow, flecha en inglés), pero en abril pasado su primera prueba a gran escala resultó fallida.

En 2019, China ya había presentado un misil hipersónico, el DF-17. Se trata de un arma de alcance intermedio (de unos 2.000 km), con forma de «planeador» y puede portar ojivas nucleares.

El misil señalado por el Financial Times es diferente, dado que podría llegar al espacio, puesto en órbita y después volver a franquear la atmósfera y dirigirse hacia su objetivo. Su alcance sería muchísimo mayor que el del DF-17.

Rusia lanzó recientemente un misil hipersónico, el Zircon, desde un submarino, y a partir de fines de 2019 ya disponía de los Avangard, con capacidad nuclear. De acuerdo a los rusos, el Avangard puede alcanzar una velocidad Mach 27 y cambiar de rumbo y altitud.

AP y AFP

ap


Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba