Internacionales

El Mas de Evo Morales caía en las 4 gobernaciones que se disputaron en Bolivia


El oficialista Movimiento al Socialismo de Evo Morales, recibió un duro golpe en las segundas vueltas electorales estaduales de este domingo. Perdía en los cuatro distritos en juego, lo que deja un mapa en el cual controla solo tres de las nueve gobernaciones.

Los departamentos de La Paz, Tarija, Pando y Chuquisaca fueron de nuevo a las urnas, ya que ningún candidato alcanzó más del 50 % de los votos o más del 40 % con diez puntos de diferencia sobre la segunda candidatura más votada en las elecciones subnacionales del pasado 7 de marzo.

Con las elecciones de este domingo se cerró “el ciclo electoral más complejo” de la historia de Bolivia, como describió el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, el proceso con el que se definió el nuevo mapa político del país.

Santos Quispe, de la alianza Jallalla, lideraba el conteo en La Paz con el 59,33 %, sobre la candidatura de Franklin Flores, del MAS, con 40,67 %. Óscar Montes, del partido Unidos por Tarija, encabezaba el escrutinio con el 58,68 % sobre Álvaro Ruiz, candidato del MAS, con el 41,32 %.

Damián Condori Herrera, de Chuquisaca Somos Todos, también iba a la cabeza del conteo con el 66,90 %, sobre el aspirante del MAS, Juan Carlos León, con el 33,16 %. Y en Pando Regis Richter, del Movimiento Tercer Sistema (MTS), lideraba con el 58,54 % sobre Miguel Becerra, del gobernante MAS, con el 41,46 %.

Para esta elección el oficialismo esperaba ganar en al menos tres gobernaciones. En la primera vuelta el partido gobernante se quedó con las Gobernaciones de Cochabamba, Oruro y Potosí. Mientras que en Santa Cruz ganó el excandidato presidencial Luis Fernando Camacho, del partido opositor Creemos; y en Beni Alejandro Unzueta, del opositor Movimiento Tercer Sistema (MTS).

En tres de esos departamentos (La Paz, Pando y Tarija), el MAS, además, había ganado la primera vuelta sin que los números le alcanzaran para evitar el balotaje que lo llevo a la derrota.

Baja participación

La jornada electoral estuvo marcada por una baja participación de votantes, pese a que el voto en Bolivia es obligatorio, pero según el presidente del TSE es “normal” que esto suceda en los procesos de segundas vueltas.

A la hora de las evaluaciones generales, la electa alcaldesa de El Alto, Eva Copa, desplazada por el MAS de su candidatura, advirtió que en el oficialismo existe una cúpula “que no deja que esto crezca, no da oportunidades a los nuevos liderazgos”.

“Lamentablemente, esta cúpula del MAS se cree todopoderosa. Pero así no es: la ciudadanía les está demostrando que nada es eterno, que los cargos son pasajeros y que de acuerdo a eso tenemos que empezar a trabajar y poner los pies sobre la tierra”, expresó.

Desde adentro del propio MAS, los jefes del Senado y de Diputados, Andrónico Rodríguez y Freddy Mamani, respectivamente, coincidieron en adelantar una “evaluación profunda” dentro de la fuerza y ajustes en el partido para corregir errores.

“Hemos debido tener algunos errores y, por eso, se va a hacer una evaluación el fin de semana. Eso es lo que estamos viendo. Entre el viernes y el sábado se va a hacer una evaluación a nivel nacional y diremos qué es lo que ha pasado y dónde nos hemos equivocado. En función a eso se harán reajustes en el instrumento político”, señaló Mamani.

Rodríguez juzgó que los resultados del domingo “ameritan una evaluación profunda para corregir los errores que seguramente hemos tenido como Movimiento Al Socialismo”, reseñó el sitio del diario Página Siete.

El titular del Senado dijo además que en las próximas semanas el MAS organizará reuniones ampliadas regionales y departamentales y un plenario nacional, y en esos encuentros se verá o no la necesidad de cambiar a la dirigencia regional del partido.

Las quejas sobre el comportamiento del MAS cuyo principal líder es el ex presidente Morales se remontan a la decisión del ex mandatario de ignorar el resultado de una consulta y avanzar, en 2019, a intentar un cuarto mandato consecutivo.

Morales fue a elecciones, que culminaron enmedio de un escándalo nacional por denuncias de manipulación del sufragio, lo que derivó en una creciente protesta y choques con la policía en la que participaron jóvenes de la propia base MAS. Esos sucesos culminaron con al renuncia de Morales y su partido al exterior y las posteriores denuncia de un discutido golpe.

Fuente: Télam, Europa Press y Clarín

PB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba