Deportes

El hijo del Chiqui Tapia de la alegría del gol a la tristeza de la derrota en cuestión de minutos

Juega con la 10, es derecho y le dicen Toli porque cuando era chiquito (o más chiquito, porque tiene 22 años) le costaba pronunciar el nombre de la película Toy Story, su favorita. Pero además, Iván Tapia es el hijo de Claudio Chiqui Tapia, el presidente de la AFA. Y a propósito de los juguetes, este sábado el joven enganche regaló un verdadero chiche en la visita de Barracas Central a Ferro por la B Nacional.

Tapia Jr. convirtió en la visita de su equipo a Caballito, una alegría que no terminó de ser completa porque sobre el final del encuentro, en una ráfaga, los de Oeste lo dieron vuelta por 2-1, con los tantos de Airala y Fernández.

En el arranque, a los 16 minutos del primer tiempo, Iván se hizo cargo de un penal sancionado por el árbitro Yael Pérez y decidió picarla dejando sin chances a Miño, el 1 de Ferro.

Ese lujo del mini Chiqui puso en ventaja a los dirigidos por el periodista y DT Rodolfo De Paoli, que buscaban su tercera victoria del certamen y acercarse a los puestos de vanguardia de la zona B, donde lideran Güemes (SDE), Independiente Rivadavia y All Boys, todos con 14 puntos, los dos primeros con un partido menos.

Pero Ferro lo dio vuelta y de esta manera obtuvo su primer triunfo del torneo, que le sirvió para salir del fondo de la tabla. Barracas se quedó con 9 puntos y buscará recuperarse en la próxima fecha, el lunes 3 de mayo, cuando reciba a Tristán Suárez.

“Mi ídolo es mi viejo, lo tomo como ejemplo. Él arrancó de barrendero, nadie hubiese creído que esté donde está ahora. Me dice siempre que hay que pelearla de abajo, laburar y no escuchar lo que dicen los demás porque generalmente van a desacreditarte. Por lo tanto, trabajando en silencio, un poco de suerte y ayuda de Dios creo que es posible llegar a la élite”, respondió Iván a la página oficial del club cuando le preguntaban por la particularidad de tener en casa al hombre que está detrás del día a día del Fútbol Argentino.

La alegría de Iván Tapia, el hijo del Chiqui Tapia, tras convertir su gol en Caballito.

La alegría de Iván Tapia, el hijo del Chiqui Tapia, tras convertir su gol en Caballito.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba