Deportes

el día que decidieron comprar un mono

Generalmente, los programas de televisión que se hacen a la medianoche son más descontracturados y, en ellos, se busca conocer el lado B de los invitados; ya sea instándolos a contar anécdotas o relatos divertidos. Y esta vez no fue la excepción. El Checho Batista fue entrevistado en Jugador 23 y además de hablar de la Selección y la Copa América que se viene contó varias anécdotas, entre ellas una vivencia inédita que vivió con un mono. Y ahí nomás se  sumó el Turco García que forma parte del programa que conduce Martín Souto.

Uno de mis sueños era tener un mono, pero no un monito chiquito. Yo quería un chimpancé como el de B.J and the Bear (una serie estadounidense del 1980). Era el sueño mío. Un día la agarré a mi vieja en la puerta de una veterinaria y le digo: ‘Vamos, que hay un mono espectacular, hay un mono bárbaro’. Te imaginás si lo llevaba: ¿mi viejo sabés dónde me echaba, no? El voleo que me daba, ja”, arrancó el Checho.

“Entonces fuimos con mi mamá, ¿sabés cuánto me salía? Tres mil australes, era caro el mono. Y yo le dije al veterinario: ‘Te lo compro’. Yo me imaginaba llevándolo de la mano, vestidito, con la pilcha todo. Se lo compré y le dije que al otro día lo iba a ir a buscar. Pero cuando voy a buscarlo, estaban los bomberos en la puerta de la veterinaria. El mono abrió toda la puerta de la jaula, hizo un desastre, incendió la veterinaria y se murió. Se me murió el mono, ¿vos lo podés creer?”, sorprendió el Batista ante la risa de los entrevistadores. 

El momento del Turco García

Luego de la anécdota, el Turco García, se quedó enganchado con el tema y, fiel a su estilo, también contó una de sus desventuras y otra vez apareció un simio en el centro de la escena: “Vos cuando tenés un mono, te sentís identificado. Es como un ser humano. Si vos tenés un canario, no le hablás a un canario. Con el mono vos hablás, vas acá. Te entiende el mono. Yo me traje un mono Tití mamado de Catamarca en la ruta, ¿sabías que te lo dan mamado?”, empezó.

Y, después, entró en detalle: “Esta historia será de hace 12 años. Venía manejando por Catamarca y en la ruta, de costado, hay gente que vende maní, un montón de cosas. Yo ví que también había un par de monos Tití en una jaulita y me tiré uno en el hombro. Le dije a Mariela: ‘¿por qué no nos llevamos un monito Tití de estos?’ Ella me decía: ‘No, no. ¿Cómo vamos a llevar un mono? Se ponen nerviosos y te rompen todo’. Al principio estaba tranquilito porque, claro, lo maman al mono -no sé si le dan unas pastillas o un Barón B, no le pregunté…”, dijo entre risas. Y siguió: “Hice sesenta kilómetros y el mono empezó a romper todo, a moverse para acá, para allá y se lo devolví. ¿Sabés lo que era ese mono? Parecía King Kong”.

Sergio Batista, al mando de la Selección Argentina. Foto: MABROMATA / AFP.

Sergio Batista, al mando de la Selección Argentina. Foto: MABROMATA / AFP.

Tanto el Checho como el Turco sobrevivieron a sus historias con los monos. El ex volante campeón del mundo con Argentina en México ’86 se encuentra viviendo en Miami y, por el momento, alejado de sus funciones como entrenador. Batista dirigió a la Selección Argentina en la Copa América del 2011, en la cual el combinado nacional quedó afuera en cuartos de final por penales ante Uruguay. Y el Turco volvió a la vida pública con un nuevo rol: primero en un reality de cocina y ahora como uno de los panelistas más divertidos de la televisión.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba