Internacionales

El asesinato del presidente de Haití: quién era Jovenel Moise

Empresario con experiencia minúscula en política, Jovenel Moise llegó a la presidencia de Haití el 7 de febrero de 2017, en un país donde la democracia es esquiva y la pobreza, rampante.

A los 48 años, Jovenel Moise consiguió el triunfo electoral en 2016, en el debut de su carrera política. Empresario agrícola, recién había aparecido en la escena política haitiana un año antes cuando el entonces presidente Michel Martelly lo escogió para representar a su partido PHTK.

Nacido en Trou du Nord, en el noreste del país, en 1968, Moise se crió en el seno de una familia modesta en la que su madre trabajaba como costurera y comerciante y su padre trataba de llegar a fin de mes como agricultor y mecánico.

Jovenel Moises en una imagen de 2019. Foto: AFP

Jovenel Moises en una imagen de 2019. Foto: AFP

Cuando Jovenel tenía 6 años, su familia se trasladó a Puerto Príncipe, donde continuó sus estudios, que luego le permitirían ingresar a la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Quisqueya, en la capital haitiana.

Bananas orgánicas

Sin embargo, en lugar de convertirse en educador, en 1996 Jovenel Moise se mudó a la comuna de Port-de-Paix (en el departamento Noroeste), donde comenzó un proyecto agrícola para producir bananas orgánicas.

También en 1996 contrajo nupcias con una de sus compañeras de clase, Martine Joseph. Tuvieron dos hijos y una hija.

Jovenel Moise y la primera dama Martine Moise. Foto: AFP

Jovenel Moise y la primera dama Martine Moise. Foto: AFP

Así empezó el éxito empresarial que lo convertiría en “el hombre de las bananas”, como lo catapultó la prensa francófona tras convertirse en el 42° presidente de la República de Haití.

Cuando ganó y cuando lo mataron a tiros, Moise contemplaba un mismo país; la nación más pobre del hemisferio, sumida en repetidos episodios de turbulencias políticas y desastres naturales.

Un país que luchó para ser la primera república negra del mundo, pero que no pudo avanzar más allá de aquella conquista histórica; que soportó con decenas de miles muertos 30 años de dictadura atroz, un terremoto con otros 300 mil muertos más. Y huracanes.

La presidencia

Las elecciones de 2016, constituían un paso crucial para el restablecimiento del orden constitucional en Haití, luego de que el mandato de Martelly expirara después de que fueran anulados los resultados de la primera vuelta de las elecciones en 2015, en medio de masivas denuncias de fraude.

Jovenel Moise. Foto: AFP

Jovenel Moise. Foto: AFP

Con los resultados anulados, Martelly, un popular cantante elegido en mayo de 2011, no pudo transferir el poder a un sucesor escogido por votación popular, como lo establecía la constitución.

Con Moise se abría un nuevo camino, pero al cabo de cuatro en el poder donde el estado de crisis estructural no viró un centímetro, el presidente dijo “me quedo”. Y planteó para ello reescribir la Constitución.

El fracaso

Admitió haber “fracasado” en estabilizar al país, aunque culpó de “todos los males del país” a la “mafia criminal dentro del Estado” y a los “oligarcas corruptos”, a quienes prometió seguir enfrentando.

“El balance más importante del país lo considero un fracaso. Se trata de la estabilidad. Desde que llegué al poder, el país nunca ha sido estable”, reconoció. “El modelo no funciona”, también dijo.

La oposición haitiana, los obispos y otros diversos sectores como el Consejo Superior del Poder Judicial le dijeron que debía irse, y pusieron como fecha 7 de febrero, el plazo determinado por la Constitución, tras cinco años de mandato en el que enfrentó acusaciones de corrupción y fue desafiado por oleadas de protestas antigubernamentales a menudo violentas.

En los últimos cuatro años el país tuvo siete primeros ministros.

Pero Moise se quedó. Y convocó a un referéndum constitucional que le daría una Carta Magna con mayor poder.

Las protestas volvieron a estallar en Haití. Hubo manifestaciones generalizadas en la capital y otras ciudades a principios de este año. La gente pedía que se fuera.

Este 7 de julio, lo mataron a balazos. A la hora de su muerte, Jovenel Moise tenía 53 años.

Redacción Clarín


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba