Deportes

El arquero dentista que recibió el alivio de la vacuna en una de las regiones más golpeadas por el coronavirus

Los riesgos cambiaron de escenario en la vida de Igor Leonardo, arquero y dentista brasileño que en estos días puede exhibir con orgullo y alivio el comprobante que indica que ya recibió la segunda dosis de la vacunación contra el Covid-19.

“Cuando actuamos en primera línea, nos asustamos un poco. La única profesión sanitaria en la que el paciente necesita quitarse la mascarilla para ser visto es en la del dentista”, relata Igor para graficar el grado de dificultad con el que convivió a lo largo de estos meses.

Del consultorio a los tres palos. El arquero de 27 años trabaja como odontólogo en el Sistema Único de Salud (SUS) y se pone el buzo del Vera Cruz, un club de Pernambuco que juega en la tercera categoría del fútbol brasileño.

En una entrevista con Globo, el arquero repasa su incipiente carrera profesional, que se inició hace apenas tres años en la serie D. En ese momento, 200 kilómetros lo separaban entre el consultorio médico en el que atendía en Garanhuns y el entrenamiento con el Flamengo de Pernambuco.

Igor ataja un equipo de tercera división de Pernambuco, una de las regiones más golpeadas por la pandemia en Brasil.

Igor ataja un equipo de tercera división de Pernambuco, una de las regiones más golpeadas por la pandemia en Brasil.

El arquero terminó los estudios de odontología en 2015 y señala como su principal referente a Sócrates, el emblemático exjugador y médico que se destacó no solo por su gran rendimiento dentro de la cancha sino además como un ícono para impulsar desde el fútbol campañas en defensa de los derechos humanos y contra la dictadura militar. 

En Brasil, tal como ocurre en Argentina, el salario de un jugador de las categorías más bajas del ascenso no alcanza para cubrir las necesidades básicas y poder dedicarse al fútbol a tiempo completo, por eso Igor continuó con su otro oficio.

“Desde pequeño uno de mis sueños era ser futbolista, pero también tenía el sueño de ser médico para ayudar a la gente. Por los estudios me atrasé mucho en el deporte y terminé jugando al fútbol sala. Ahí me convertí en arquero”, repasa en la entrevista con Globo.

El monitoreo de la pandemia a lo largo de más de un año fue cambiando los focos de principal atención. Y en estos momentos uno de los puntos cardinales que más preocupa al mundo entero es Brasil. El gigante sudamericano ya registra más de 300 mil muertes por coronavirus y más de 12 millones de contagios, según datos del Ministerio de Salud difundidos este lunes, en momentos en que el país vive una aceleración de la pandemia, atribuida en parte a la circulación de nuevas y agresivas mutaciones.

En San Pablo, por ejemplo, donde el 26 de febrero de 2020 se registró el que fue el primer caso de Brasil y que es la región más afectada del país, hubo 1.209 muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas, la marca más alta para un día en lo que va de pandemia.

En Recife, capital del estado de Pernambuco, en el nordeste del país, la saturación de los hospitales llevó a que en las últimas semanas se dieran escenas trágicas con los pacientes que llegaban en ambulancias y terminaban siendo atendidos en la calle.

Médicos y enfermeros esperaban a los pacientes en las afueras del Hospital de Referencia Alfa Boa Viagem, entidad privada que el Gobierno regional asumió como centro médico especializado en la pandemia.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba