Internacionales

EE.UU. analiza nuevas sanciones a Bielorrusia por el desvío del avión comercial

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este martes que está evaluando sumarse a la Unión Europea en la imposición de sanciones contra Bielorrusia por el desvío de un avión comercial donde iba el periodista opositor Roman Protasévich, quien quedó detenido.

En diálogo con los periodistas en la Casa Blanca, Biden sostuvo que esa opción “estaba en juego”, pero no precisó cuándo las adoptaría.

Previamente había dicho que si aplicaba nuevas sanciones contra el régimen del dictador Alexander Lukashenko lo haría en coordinación con sus aliados, en particular la Unión Europea.

Estados Unidos, con Donald Trump en el poder, ya había impuesto sanciones contra más de medio centenar de personas y una docena de entidades bielorrusas como castigo por la represión contra las protestas opositoras y por presunto fraude electoral.

Los retratos de opositores presos en Bielorrusia, durante una protesta este martes en Varsovia, Polonia. Foto: DPA

Los retratos de opositores presos en Bielorrusia, durante una protesta este martes en Varsovia, Polonia. Foto: DPA

Rusia respalda a Alexander Lukashenko

Su anuncio se produjo horas después de que el gobierno de Rusia saliera a respaldar a Lukashenko, cada vez más aislado a nivel internacional, y calificara de “histérica” la reacción de las potencias occidentales ante el episodio.

“En este contexto, Occidente está actuando por alguna razón de forma histérica. Entendemos perfectamente por qué y es porque Bielorrusia está en la agenda”, dijo la vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova.

Si bien el Kremlin buscó demostrar que sigue apoyando políticamente a su aliado Lukashenko, EE.UU. y Alemania descartaron que Rusia haya jugado un papel en el desvío del avión.

“No teníamos pruebas claras” del papel de Rusia “en el secuestro del vuelo a Minsk”, por lo que no se incluyó “en las sanciones adoptadas contra Bielorrusia”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel.

bielorrusia intercepta avion fr4978 minsk vilna ryanair

El incidente ocurrió el domingo pasado cuando el vuelo FR4978 de la aerolínea Ryanar, que volaba de Grecia a Lituania, fue interceptado por un avión caza Mig en el espacio aéreo bielorruso.

A la tripulación se le dijo que había una amenaza de seguridad y que debían descender inmediatamente en el aeropuerto de Minsk, capital de Bielorrusia.

La supuesta amenaza era la colocación de una bomba, sostenía Minsk, y provenía del grupo ultraislámico palestino Hamas. Pero la agrupación lo negó más tarde. Además, no se detectó nada en los controles que se le realizaron al avión.

En cambio, lo que sí ocurrió es que los servicios de seguridad bielorrusos detuvieron a dos pasajeros claves: Protasévich y su novia, que viajaban de Atenas a Lituania, donde viven actualmente.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, bajo presión por el desvío de un vuelo comercial para arrestar a un disidente. Foto: AP

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, bajo presión por el desvío de un vuelo comercial para arrestar a un disidente. Foto: AP

Ante la gravedad del episodio -desviar un vuelo comercial para arrestar a un opositor-, los líderes de los países miembros de la Unión Europea anunciaron la aplicación de fuertes sanciones contra Bielorrusia y contra varios altos funcionarios.

Además, pidieron a las aerolíneas del bloque “evitar” sobrevolar el espacio aéreo de ese país, cosa que aceptaron inmediatamente todas las compañías. También prohibieron a las compañías aéreas bielorrusas sobrevolar el espacio aéreo comunitario.

Periodista opositor

Protasévich, de 26 años, es un ex jefe de redacción del influyente medio opositor Nexta, un órgano de difusión clave durante las movilizaciones masivas de los bielorrusos contra Lukashenko en 2020, a quien se acusa de fraguar las elecciones que permitieron su reelección. El mandatario gobierna Bielorrusia desde hace casi tres décadas.

El periodista y activista Roman Protasevich, arrestado por el gobierno de Bielorrusia. Foto: REUTERS

El periodista y activista Roman Protasevich, arrestado por el gobierno de Bielorrusia. Foto: REUTERS

La televisión bielorrusa difundió el lunes un video del joven, grabado en una prisión de Minsk, donde admite ser “culpable” de haber organizado “disturbios masivos” durante las protestas.

Las autoridades bielorrusas suelen difundir confesiones de disidentes grabadas bajo coacción, como hacía en su momento el stalinismo. “Está claro que le hicieron daño físicamente. Se pueden ver rastros de golpes en su rostro. No son sus palabras. Está asustado y muy nervioso”, dijo Dmitri Protasévich, padre de Roman, que vive en Polonia.

A la novia de Dmitri, Sofía Sapeba, ciudadana rusa, también se la acusa del mismo delito. Ya se la condenó a dos meses de cárcel en el Centro de Detención Preventiva de la Agencia de Seguridad del Estado, que aún conserva sus siglas de KGB, como en la era soviética.

En conjunto con la detención de Protasévich, el régimen avanzó contra otras figuras que se atrevieron a cuestionar su legalidad. Este martes, el dirigente de un partido opositor Pável Severinets y otros seis activistas fueron condenados a penas de entre 4 y 7 años de prisión por las protestas de 2020.

Fuente: AFP, EFE y AP

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba