Internacionales

Dura respuesta de Turquía a Joe Biden por el genocidio armenio

Turquía rechazó este sábado de forma contundente el comunicado de Joe Biden, que califica por primera vez como “genocidio” las masacres de armenios en el Imperio otomano en 1915, y acusó al gobierno de Estados Unidos de intentar “reescribir la historia”.

“Los sucesos de 1915 no cumplen ninguna de las condiciones para utilizar el término ‘genocidio’, definido de forma precisa en la ley internacional”, señaló un comunicado de la Cancillería turca, emitido momentos después de que se difundiera la declaración de Biden.

Pedimos al presidente de Estados Unidos que corrija este grave error, que no sirve a ningún fin, salvo el de satisfacer ciertos círculos políticos”, agrega el texto.

Ankara invita además a Biden a “apoyar los esfuerzos para establecer una práctica de coexistencia pacífica en la región, especialmente entre la nación turca y la armenia, en lugar de servir a los propósitos de los círculos que intentan fomentar la enemistad mediante la Historia”.

Al mismo tiempo, el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, publicó un mensaje en Twitter: “Las palabras no pueden cambiar o reescribir la historia. No aceptaremos lecciones de nadie sobre nuestra historia”.

El gobierno del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, rechazó el reconocimiento del genocidio armenio por parte de Estados Unidos. Foto: The New York Times

El gobierno del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, rechazó el reconocimiento del genocidio armenio por parte de Estados Unidos. Foto: The New York Times

Fuerte giro de la Casa Blanca

Biden es el primer presidente estadounidense que utiliza la palabra “genocidio” para las masacres el día de la tradicional conmemoración de la tragedia, el 24 de abril, algo que llevan años pidiendo los movimientos armenios de la diáspora.

En 2019, tanto la Cámara Baja como el Senado de Estados Unidos aprobaron medidas en las que describían como “genocidio” la masacre de 1915, pero hasta ahora, ningún presidente había utilizado este término para no perjudicar las relaciones con Ankara.

Turquía reconoce la muerte de un gran número de civiles armenios en 1915, pero lo encuadra dentro del contexto de la guerra del Imperio Otomano contra tropas rusas que recibieron apoyo de milicias armenias y niega que se tratase de un intento deliberado de exterminar a la población armenia.

Oficialmente, la orden era trasladar a la población civil armenia a Siria, entonces parte del Imperio, para alejarla de la zona conflictiva y evitar futuras revueltas, pero durante estas marchas forzadas, entre uno y 1,5 millones de civiles murieron, bien asesinados, bien poro hambre o enfermedades, según los historiadores.

Miembros de la diáspora armenia en Estados Unidos realizan un homenaje este sábado, en el aniversario del genocidio de 1915, en el monumento a los Mártires Armenios en  Montebello, California. Foto: REUTERS

Miembros de la diáspora armenia en Estados Unidos realizan un homenaje este sábado, en el aniversario del genocidio de 1915, en el monumento a los Mártires Armenios en Montebello, California. Foto: REUTERS

Reacciones 

El comunicado de la cancillería turca asegura que las declaraciones de Biden “se han realizado bajo la presión de círculos armenios radicales y grupos antiturcos”, y el director de Comunicación de Presidencia turca, Fahrettin Altun, denunció que “los dirigentes estadounidenses ignoran la historia para ceder a las demandas de grupos de presión”.

También varios altos cargos del islamista moderado AKP, el partido del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condenaron en las redes sociales las “mentiras” y “calumnias” contra Turquía y recordaron las muertes de diplomáticos turcos en los años 70 a manos de grupos terroristas armenios.

Sin embargo, el gobierno turco no ha anunciado ningún paso concreto ni medidas que podrían lastrar aún más la ya tensa relación entre Estados Unidos y Turquía, aliados en la OTAN pero enfrentados en varios puntos geopolíticos.

A Ankara le molesta el apoyo estadounidense a milicias kurdas en Siria, mientras que Washington ha exigido a Turquía revertir la compra de un sistema antimisiles ruso por considerarlo incompatible con el armamento de la OTAN y ha cancelado la venta de cazas F-35 a Turquía.

Poco antes de difundirse el comunicado de Biden, Erdogan había expresado sus condolencias por las muertes de armenios en 1915 en un mensaje dirigido al patriarca de la Iglesia armenia de Turquía, Sahak Masalyan.

“Transmito mi afecto y mis saludos de todo corazón, compartiendo su dolor, a los familiares de los armenios otomanos que perdimos durante la I Guerra Mundial, recordándolos con respeto”, escribió el presidente en un comunicado difundido en la web de Presidencia.

“No permitiremos que se olvide la cultura de convivencia de turcos y armenios durante siglos, que ha sido un ejemplo para la humanidad”, agregó el mandatario.

Fuente: AFP y EFE

CB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba