Tecnología

DragonBox School, del uruguayo Frasca, destacada en Noruega por innovación en educación

El PhD en videojuegos y catedrático Gonzalo Frasca, reconocido por su trabajo en DragonBox, una serie innovadora para aprender matemáticas con juegos e historias que se utiliza en escuelas de Finlandia, Noruega y Francia, se expresó en su cuenta de Facebook con alegría debido a los resultados de la investigación sobre su nuevo método de matemáticas que hizo el Instituto Nórdico de Estudios sobre Innovación y Educación.

DragonBox School es un sistema de videojuegos creado junto a maestros, pedagogos y diseñadores.

Frasca dijo que la investigación en resumen “mostró que comparando con otros métodos escolares en Noruega, el nuestro no sólo lograba mejores resultados sino que también más motivación en los 1.500 escolares que estudiaron durante 4 años”.

“Ya es difícil mejorar desempeño pero la clave, al menos para mí, está en la motivación. Enseñar habilidades no es suficiente: el desafío está en enseñar a construir una relación emocional con el conocimiento”, agregó.

Frasca destacó que su equipo “(que venía principalmente del mundo del videojuego) logró mejores resultados que empresas tradicionales con décadas de experiencia en la creación de materiales escolares”, pero “sin embargo, a diferencia de lo que se ve en tecnología, no se trata de un grupo de iluminados que vienen a explicarle a todo el mundo cómo hacer las cosas bien. Al contrario, es un equipo que se sumó a la experiencia de docentes y científicos, en una colaboración profunda”.

Al outsider se lo suele ver como una amenaza pero en los hechos lo que hace es aportar diversidad. No se puede innovar haciendo lo mismo que se hizo siempre. Hay que aportar otras miradas, otras sensibilidades, incluso otros conflictos”, añadió.

El catedrático sostuvo que en base a lo que observaron “en nuestras decenas de miles de escolares y sus maestros, nuestro equipo ya intuía que íbamos por buen camino. Esta investigación le da más peso a esa visión y, justamente hablando de motivación, nos motiva todavía más”.

“Aprender no es un tema técnico, es un tema emocional. Es construir relaciones, es invertir vida en algo que sea relevante para cada estudiante. Tener derecho a la educación no es suficiente. Se queda corto. Los niños (y los humanos) debemos tener derecho no solo a aprender sino a aprender apasionadamente”, aseguró Frasca.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba