Deportes

dos goles mellizos que hicieron sufrir a la Selección Argentina


Pasó el martes 8 de junio de 2021. Ya había pasado el viernes 8 de junio de 1990. Ahora fue en Barranquilla, hace 31 años en Milan, en la apertura del Mundial de Italia. La Selección sufrió dos goles que parecen calcados, como dos gotas de agua.

Se iba el partido en el estadio Metropolitano y la Selección de Scaloni defendía el 2-1 con uñas y dientes. Aquella ventaja en siete minutos que habían logrado Cuti Romero y Paredes había quedado reducida a un exiguo 2-1 tras el penal infantil que cometió Otamendi y convirtió Luis Muriel.

Tres décadas y dos años antes, la Selección de Bilardo esquivaba las patadas de los cameruneses que sufría, sobre todo Claudio Caniggia, rescatado a tiempo del banco donde erróneamente había quedado sentado. Argentina parecía que iba a encontrar el gol en un contraataque pero los africanos amenazaban con su velocidad.

En el descuento, Foyth quiso salir jugando y lo apretaron. La pelota derivó a la derecha desde donde llegó el enésimo centro de Juan Cuadrado. Foyth llegó tarde a cubrir al gigante Borja, quien metió el cabezazo de pique al suelo. Marchesín puso la mano derecha pero la pelota, mojada y con velocidad, lo superó: 2-2 para Colombia.

En el San Siro iban 21 entre el quiero y no puedo de Argentina y el no te voy a dejar de los africanos. De un lateral sobre la izquierda, Lorenzo le hace una falta innecesaria a Makanaky, lejos y de espaldas al arco. El centro cae en el borde del área chica, el mismo Makanaky toca de primera. La pelota se eleva y entre Simón y Sensini aparece Biyik que cabecea abajo, pero no muy fuerte. Se le escapa a Pumpido. Gol y triunfo de Camerún.

El 8 de junio no parece ser una buena fecha para que la Selección reciba centros en su área. La curiosa coincidencia la descubrió (o recordó) el periodista e historiador del fútbol Luciano Wernicke quien subió las imagenes a las redes sociales. Se viralizaron y llovieron los memes, por supuesto.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba