Internacionales

Donald Trump celebró su primer gran mitin de campaña desde su salida de la Casa Blanca con un nuevo lema

Donald Trump ya está en campaña y este sábado, en Ohio, tuvo en su primer gran mitin desde que dejó la Casa Blanca, en apoyo de un candidato republicano al Congreso con miras a las elecciones legislativas del próximo año.

Desterrado de las redes sociales tras difundir noticias falsas y alentar el mortal asalto al Capitolio del 6 de enero, Trump se presenta en los actos de campaña para brindar su apoyo a los candidatos republicanos y mantener vivo el contacto con sus seguidores.

Sin embargo, el controvertido ex presidente evita dar definiciones sobre su futuro aunque se muestra ansioso por retomar el protagonismo en la escena política.

En el discurso de 90 minutos que pronunció este sábado en un recinto ferial en Ohio no hizo una mención clara la posibilidad de buscar un nuevo mandato, incluso cuando la multitud coreaba “íCuatro años más! íCuatro años más!”

“Puede que tengamos que ganar por tercera vez. Es posible”, deslizó el magnate para renovar su denuncia por presunto fraude en las elecciones de noviembre del año pasado que consagraron a Joe Biden.

Justamente, el actual presidente de Estados Unidos y los demócratas fueron blanco de sus críticas. “Joe Biden está destruyendo nuestra nación ante nuestros propios ojos”, afirmó, para insistir en calificar de “catastrófico” al gobierno demócrata.

Fue en este contexto que el empresario instó a los votantes a respaldar a los conservadores, ahora con el lema “Save America” o “Salva a Estados Unidos”.

“Recuperaremos la Cámara, recuperaremos el Senado y recuperaremos Estados Unidos, y lo haremos pronto“, arengó frente a una multitud en Wellington, Ohio.

Trump mencionó otros temas (inmigración, crimen, derecho al porte de armas, Afganistán, Irán), pasando de uno a otro, como le es habitual.

El ex presidente Donald Trump en su primer mitin de campaña. Foto: AFP

El ex presidente Donald Trump en su primer mitin de campaña. Foto: AFP

Hasta ahora, Trump había pronunciado dos discursos importantes desde que dejó la Casa Blanca en enero. El último fue a principios de este mes, en Carolina del Norte, donde ya había afirmado: “Vamos recuperar el Senado, a recuperar la Cámara, vamos a recuperar la Casa Blanca y más pronto de lo que piensan y va a ser realmente algo especial”.

Sin embargo, el ambiente en que se desarrolló el mitin de este sábado, no se pareció en nada al de sus famosos actos al aire libre. Los miles de personas que llegaron a Wellington estaban entusiasmadas, pero no eran tan estridentes como es habitual en las concentraciones del Trump.

Uno de los propósitos de la participación del ex presidente era respaldar la candidatura de Max Miller,  ex asesor en la Casa Blanca, quien se enfrentaría al representante Anthony González, uno de los diez conservadores de la Cámara Baja que votaron a favor de acusar a Trump por incitar a sus partidarios al ataque contra el Capitolio el 6 pasado de enero, en el que murieron cinco personas.

Asimismo, el magnate respalda a Kelly Tshibaka, candidata al Senado por Alaska y contrincante de la senadora Lisa Murkowski, quien votó a favor de condenar a Trump por el asalto al corazón de la democracia estadounidense.

Lo que está claro es que Trump pretende seguir siendo decisivo en un Partido Republicano que el año próximo tratará de recuperar el control del Senado y la Cámara de Representantes.

En particular, ha mostrado su voluntad de ayudar a los candidatos que respalden su movimiento Make America Great Again (MAGA, por su sigla en inglés, o “Haz que Estados Unidos vuelva a ser grande otra vez”).

Durante el acto se pudo ver a muchos seguidores que lucían camisetas con lemas como “Trump 2024: porque Estados Unidos nunca puede ser demasiado grande”.

Trump, de 75 años, ha mantenido un perfil relativamente bajo desde que dejó la presidencia tres semanas después del mortal levantamiento del 6 de enero en el Capitolio.

La Cámara de Representantes acusó a Trump por incitar a la insurrección. Una decena de republicanos se sumaron a los demócratas, pero el magnate fue absuelto por el Senado. Fue su segundo juicio político.

El Comité de Acción Política de Trump sostiene que el mitin de Ohio marca la primera de muchas apariciones del ex presidente “en apoyo de candidatos y causas que promueven la agenda del MAGA y los logros de la (anterior) administración”.

Ohio ha sido uno de los “estados bisagra” más importantes del país el siglo pasado. Pero después de votar dos veces por Barack Obama, eligió a los republicanos, optando por Trump en 2016 y 2020.

Esta semana, el PAC de Trump anunció que realizará un gran acto, con fuegos artificiales, en Sarasota, Florida, el 3 de julio, un día antes del feriado del Día de la Independencia.

El ex presidente viajará el miércoles a Texas para visitar la zona fronteriza con México y retomar el tema de la inmigración ilegal, uno de los asuntos centrales de su presidencia.

Con información de AFP

GRB​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba