Deportes

Del Potro compartió en las redes otro video sobre cómo evoluciona su rodilla con la vista puesta en los Juegos Olímpicos

Después de pasar por el quirófano para someterse a su cuarta operación en la rodilla derecha, Juan Martín Del Potro había comentado: “Ahora, a meterle con todo para volver”. Y así lo hizo. El tandilense, que no juega desde junio de 2019, no perdió el tiempo y enseguida comenzó a trabajar en su rehabilitación, con el objetivo de llegar en buena forma a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Este jueves, compartió en sus historias de Instagram un nuevo video en el que se mostró ejercitando la pierna que tantos dolores de cabeza le viene causando desde octubre de 2018, cuando sufrió en Shanghai la primera fractura de rótula.

En esta ocasión, no hubo un mensaje escrito ni palabras del tandilense sobre cómo marcha la recuperación. Pero las imágenes, en las que se lo ve recostado en el piso de un gimnasio esforzándose por realizar el ejercicio, dejaron en claro que el ex número tres del mundo no está dispuesto a bajar los brazos.

Hace unos cinco días, había publicado el video de una sesión en la que mostraba cómo había comenzado a mover la zona operada con mucho cuidado, dando pequeños pasos y cargando de a poco el peso del cuerpo sobre la pierna derecha.

Del Potro se operó el 23 de marzo en Chicago. Fue la octava cirugía en su carrera, marcada por lesiones complicadas y largos procesos de recuperación. La primera fue en 2010 en la muñeca derecha. Luego, tuvo tres en la muñeca izquierda, en marzo de 2014 y en enero y junio de 2015. Y después, cuatro en la rodilla: en junio de 2019 en Barcelona; en enero de 2020 en Miami; en agosto pasado en Berna, Suiza, y la de hace poco más de una semana en Estados Unidos.

“La definitiva”, escribió en su cuenta de Instagram, junto a un emoticón de unas manitos rezando y una foto en la que se lo ve acostado en la cama de un hospital, después de esa última intervención, que estuvo a cargo del doctor Jorge Chahla, con quien llevaba meses consultando cuál era el mejor camino a seguir.

“Hemos probado muchísimos tratamientos conservadores y alternativos y no tuvimos buenos resultados. Entonces creemos que este es el mejor camino a seguir. El doctor sabe el deseo que tengo de volver a jugar al tenis y de estar en los Juegos Olímpicos y por eso decidimos que hacer esto lo antes posible es lo mejor”, había explicado el tandilense en la previa de la cirugía.

“No quiero dejar de intentarlo”, había asegurado el campeón del US Open 2009. Y así lo hizo.

A los 32 años, encaró una vez más una larga y dura recuperación con la esperanza de poder volver a una cancha. Un proceso que está transitando con paciencia y sin apurarse. Paso a paso. 

Mirá también

Mirá también


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba