Política

Cuatro ancianos con covid-19 murieron en un residencial de Dolores

Cuatro personas de 71, 87, 88 y 93 años fallecieron con coronavirus en un residencial de Dolores, en Soriano, adelantó Subrayado y confirmó El Observador. Fue tras un brote y hay otros nueve positivos a covid-19. Cuatro de ellos están internados. Uno de los dueños del establecimiento, Marcelo Gadea, dijo a El Observador que el virus ingresó por una cuidadora que fue a una fiesta, contrajo el virus, y luego trabajó una semana asintomática.

El fallecimiento más reciente se dio este lunes, mientras que otros dos murieron el viernes y sábado pasado, respectivamente. El testeo masivo se hizo el 26 de marzo, mismo día en que un anciano de 87 años también murió pero se determinó que la causa del deceso no fue coronavirus, dado que estaba con cuidados paliativos,. Pero el resultado del diagnóstico dio positivo de covid-19 tres días después, dijo Gadea.

Actualmente dos personas ya dieron negativo al nuevo test PCR, pero otras seis aún aguardan el resultado. Se aisló a quienes no son portadores de la enfermedad y hay tres cuidadoras a cargo del centro, donde viven unos 16 adultos mayores. “Se aisló a una parte del residencial, se activó todos los protocolos. Estamos con demoras importantes en el resultado de los test”, añadió Gadea.

El 23 de marzo todas las personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra el covid-19.

Dijo que las autoridades sanitarias están siguiendo el tema. Fuentes de ASSE informaron a El Observador este martes que el director departamental de salud, Rafael Saráchaga, decidió viajar a la ciudad junto con un equipo del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Tres personas están internadas en un centro de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y otra en una mutualista privada, dijo Gadea. Sin embargo, otras fuentes del organismo que fueron consultadas, aseguraron que ninguno se atiende allí.

Las hospitalizaciones las decidió cada prestador de salud en conjunto con el director técnico del residencial. “No le vamos a discutir a un médico los procedimientos, ellos saben quien tiene que ser trasladado”, acotó el dueño. Y añadió que las familias de cada uno de los residentes están al tanto de la situación “desde el primer día” en que surgieron los primeros casos.

El promedio de edad de los adultos con residencia allí, es de 78 a 80 años. Hoy la cuidadora cursa la enfermedad en su domicilio y se encuentra estable; está de licencia porque “coincidió” en estos días, acotó Gadea. “Tuvimos la mala suerte que nos toque un brote, no fuimos ajenos, pese a que estuvimos más de un año sin casos”, concluyó.

En Uruguay hay 128 residenciales de ancianos con casos positivos de la enfermedad y 65 de ellos son brotes, según informó este lunes el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas. Eso implica un total de 775 casos positivos confirmados, y 23 de ellos están internados.

El brote de coronavirus en el residencial de Fray Bentos registró la muerte de otro paciente por covid-19, lo que totaliza 16 fallecimientos en el establecimiento a causa de la infección. En centros de este tipo ya hubo 135 fallecidos, con los datos hasta esa jornada.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba