Sin categoría

cuánto se ahorra en cada país y cuál conviene más

En septiembre del año pasado el mercado del neumático sufrió un colapso ante la falta de ruedas en el mercado. Ante la necesidad de cambiarlos, muchos optaron por hacerlo en un país limítrofe. Sin embargo, se trata de un práctica que se realiza desde siempre y que en los últimos meses cobró mayor fuerza por la diferencia de precios que se puede obtener.

Los cruces a Chile, Paraguay o Uruguay para renovar las cubiertas pueden generar un ahorro de hasta el 50% en comparación con los valores que se consiguen en el mercado local, especialmente si se trata de medidas grandes como las ruedas de las pickups o los SUV, por ejemplo.

Pero lo que ha aumentado en los últimos tiempos tiene que ver con la renovación de las cubiertas de los modelos de gama media y baja, cuando antes esta práctica era casi exclusiva para camionetas y modelos de alta gama.

Muchos viajan, cambian las ruedas y vuelven en el mismo día. Foto: Neumen.


Muchos viajan, cambian las ruedas y vuelven en el mismo día. Foto: Neumen.

Un mercado que tuvo desabastecimiento producto del freno a la fabricación por la protesta sindical de septiembre, más la dificultad para importar neumáticos, que complica la disponibilidad en medidas grandes, y precios locales que equivalen al doble de lo que se puede conseguir en países limítrofes generaron esta alternativa que es elegida por miles a pesar de que se tenga que viajar cientos de kilómetros.

La disponibilidad local sigue siendo variada. “Se regularizó un poco con lo que de origen de producción nacional, después del conflicto sindical. Pero las importadas mantienen los mismos problemas frente a las importaciones y algunos costos extras respecto a otros paises de la región”, le contaron a Clarín desde un centro integral de neumáticos de la ciudad de Buenos Aires.

¿Es legal traer neumáticos del exterior?

La compra de productos en el exterior que uno ingresa desde afuera no tiene mayores restricciones siempre que se abonen los aranceles correspondientes en los casos que se apliquen. Pero con los neumáticos la historia tiene sus variantes.

Es que el régimen no admite traer cubiertas. “Si alguien intenta ingresar al país con neumáticos nuevos por ejemplo en el baúl de su vehículo, se los van a secuestrar”, le confirmaron a Clarín autoridades de la Aduana.

Lo que sí está permitido en los pasos fronterizos es que los neumáticos nuevos adquiridos en el extranjero entren al país rodando. Es decir, colocados en el vehículo.

“A nadie le van a sacar las ruedas”, confirman en la Aduana. Eso sí, lo que exigen es que el viajero incluya estos productos en su declaración jurada de ingreso. La única forma de pasar sin pagar será demostrar que el recambio fue motivado por una “incidencia del viaje”. Una rotura, por ejemplo.

Pero qué pasa si uno llega con cuatro ruedas nuevas. En la enorme mayoría de los casos, el inspector pedirá ver la factura de la compra y exigirá abonar como tributo el 50% del precio de los neumáticos. En caso de no mostrar factura, tomarán un valor estimativo.

A cambiar las ruedas y comer mariscos

Desde Mendoza es común pasar a Chile a cambiar los neumáticos.


Desde Mendoza es común pasar a Chile a cambiar los neumáticos.

Una de las alternativas que aparecen para cambiar neumáticos es cruzar a Chile. Allí por ejemplo se puede comprar neumáticos para un modelo como un Fiat Cronos o un Toyota Etios (medida 185/60 R15) desde $ 29.300 (Bridgestone Ecopia) hasta $ 41.900 (Pirelli Cinturato P1 KA). Mientras que esas cubiertas en Argentina se consiguen por $ 57.000 y $ 58.400 respectivamente.

La diferencia es todavía más grande en pickups y SUV. Por ejemplo, una cubierta 265/65 R17 va desde $ 73.500 (Pirelli Scorpion) hasta $ 95.600 (Bridgestone Dueler). En el mercado local esos productos se venden a $ 100.000 y $ 130.000 respectivamente.

“El problema es que en Mendoza está instaurado que hay que ir a Chile a comprar los neumáticos. Hay que ir a cambiar las ruedas y comer mariscos” contó Gustavo De Antonio, de Valle grande Neumáticos.

Lo más insólito de todo, es que “van y compran neumáticos hechos en Argentina a mitad de precio de lo que cuestan acá” lamentó el empresario, que agregó que esta situación le puede hacer bajar hasta un 35% las ventas.

De Antonio reconoció este año tuvieron “que hacer una estrategia de precios, reducirlos en compras al contado para tratar de captar al cliente. Nos acercamos a los precios de Chile y con financiación. Pero hoy lo más cerca que estamos es un 30% de diferencia”.

En Paraguay los argentinos generaron escasez

En el puente que une Posadas con Encarnación se pueden generar largas colas.


En el puente que une Posadas con Encarnación se pueden generar largas colas.

El otro lugar en donde desde hace años muchos argentinos eligen cambiar los neumáticos es en Paraguay, ya sea en Asunción, en Encarnación o en Ciudad del Este.

Allí un neumático para un auto chico (Goodyear) cuesta $ 34.100 mientras que para una camioneta arranca en $ 58.800 (también Goodyear).

“La demanda de argentinos que llegan a Paraguay para cambiar sus neumáticos creció de manera exorbitante y están viniendo casi exclusivamente para cambiar las ruedas”, contó Rubio Riveros, de Proneumáticos, en la capital paraguaya.

De hecho, Riveros asegura que “las ventas de cubiertas en Paraguay aumentaron un 30% por culpa de esta demanda de argentinos que llegan para cambiar sus ruedas. Al principio lo tomamos como algo positivo, pero eso terminó generando desabastecimiento local. En muchas medidas estamos sin stock por eso. Muchos de mis clientes paraguayos se quedaron sin neumáticos por la cantidad de argentinos que vinieron”.

Riveros analizó la variable de precios: “Si uno examina lo que hay en Paraguay, Brasil y Chile, ve que está dentro del promedio. Pero si uno ve los precios en Argentina son un disparate, totalmente fuera de rango. Una medida para camioneta que acá cuestan 1.000 dólares las cuatro ruedas, allá están más de 2.000 dólares. Por eso vienen acá y ofrecen más de lo que cuestan, y como comerciante no podés decir que no”.

Los números lo demuestran. “El año pasado entre noviembre y diciembre -precisó Riveros- nuestro grupo trabajó con aproximadamente 200 vehículos argentinos. Este año en ese período fueron más de 500. Y se empezó a ver gamas bajas, autos con rodado 13 o 14, cosa que antes no pasaba”.

De la costa argentina a Uruguay

Los cruces a Uruguay no solo son por turismo.


Los cruces a Uruguay no solo son por turismo.

El país charrúa es otro de los lugares elegidos por los argentinos para ir a cambiar los neumáticos. Y para ejemplificarlo sirve el dato de Adriana, que vive cerca de Mar del Plata y que eligió Uruguay para renovar sus cubiertas.

En La Feliz le pedían $ 396.000 por comprar cuatro neumáticos nuevos Bridgestone Turanza, monto que incluía el balanceo. “Mis hermanos me contaron que habían ido a cambiar a Uruguay” comentó Adriana.

Así fue que dicidió ir a cambiarlas al país vecino: “Fui y volví en el día, crucé por Gualeguaychú a Fray Bentos e hice unos 35 kilómetros hasta Mercedes. Ahí compré cuatro neumáticos nuevos del mismo modelo que pagué 240.000 pesos. Y nadie me controló cuando volví a entrar al país”.

Adriana dijo que “no viajo nunca a Uruguay, pero incluso descontando el combustible, los peajes y el cruce aduanero me debo haber ahorrado unos 140.000 pesos”.

Mirá también

Source link

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior