Internacionales

¿Cuánto dinero hace falta tener para ser parte del uno por ciento más rico de un país?

¿Qué patrimonio hace falta para estar entre el 1% más rico de un país? Un informe de la inmobiliaria ‘Knight Frank’ estudia quién forma parte, en una larga lista de países, del 1% más rico por nivel de patrimonio y establece que en Argentina la barrera está en los 360.000 dólares.

El informe, titulado The Wealth Report 2021, asegura que para estar entre ese 1% más rico en Mónaco hay que sumar más de 7,9 millones de dólares de patrimonio, en Suiza más de 5,1 millones y en Estados Unidos más de 4,4 millones. Después aparecen con 2,9 millones y 2,8 millones Singapur, Nueva Zelanda, Hong Kong y Australia.

Los países de la Unión Europea empiezan a aparecer en la lista a partir de ahí. En Irlanda se necesita un patrimonio de 2,6 millones de dólares para estar entre el 1% más rico del país, en Francia de 2,1 millones, en Alemania de 2 millones, en el Reino Unido de 1,8 millones, en España e Italia de 1,4 millones. Japón está al nivel de los europeos con 1,5 millones.

De entre los grandes países de América Latina el primero es Argentina. Para considerarse parte del 1% más rico del país, un argentino debe acumular al menos 360.000 dólares, claramente por encima de los 280.000 de un brasileño. Entre los países citados en el informe aparece Kenia, donde para estar entre ese 1% más rico basta con tener un patrimonio superior a 20.000 dólares. De entre los países más poblados, en China esa barrera es de 850.000 dólares y en India de 60.000 dólares.

Dubai, ern Emiratos Arabes Unidos. Una muestra de riqueza. Foto AP

Dubai, ern Emiratos Arabes Unidos. Una muestra de riqueza. Foto AP

El informe asegura que los bajos tipos de interés y los estímulos fiscales lanzados por las principales economías del mundo “aumentaron los precios de los activos”, haciendo que el número mundial de ultra ricos (los UHNWI o ultra-high-net-worth-individual, quienes tienen un patrimonio neto superior a 30 millones de dólares incluyendo su residencia principal) aumentara en 12 meses en un 2,4% hasta superar las 520.000 personas.

¿Más impuestos?

El fenómeno se dio en Estados Unidos y Europa pero sobre todo en Asia, donde el número de ultra ricos creció un 12%. Y no se dio en América Latina, Rusia y Oriente Medio, donde se redujo el número de ultra ricos.

El informe estima, a partir de un sondeo a banqueros privados y gestores de patrimonio, que el crecimiento de la desigualdad provocará en breve movimientos a favor de aplicar más impuestos, “específicamente impuestos de patrimonio o riqueza” y que ya hay propuestas (cita a Canadá, Argentina y Corea del Sur) “que serán replicadas”.

Knight Frank calcula que el 42% de los super ricos están en Estados Unidos, el 29% en Europa, el 22% en Asia, el 2% en América Latina, el 2% en Oriente Medio, el 1% en Rusia, otro 1% en Australasia y un 0,5% en África.

Uno de los países que vio crecer con más fuerza el número de ultra ricos fue China. Foto: Reuters

Uno de los países que vio crecer con más fuerza el número de ultra ricos fue China. Foto: Reuters

El informe lista los 10 países que más ultra ricos perdieron en 2020 y mete entre ellos a España, (14% menos de ultra ricos), Francia (-9%) e Italia (-3%). Los países que vieron crecer con más fuerza el número de ultra ricos fueron China (16%), Suecia (11%), Singapur (10%), Arabia Saudí (10%) y Suiza (9%).

El pasado 7 de abril el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó un informe en el que pedía a los gobiernos que, contra el aumento de la desigualdad provocado por la pandemia y por su correlato en forma de crisis económica, estudiaran la imposición de un impuesto extraordinario a las grandes fortunas o a las empresas que siguieron obteniendo beneficios durante la pandemia.

Paolo Mauro, responsable de Asuntos Presupuestos en el FMI, dijo entonces: “La pandemia ha aumentado las desigualdades y los gobiernos deben dar un apoyo financiero importante a las personas y empresas más afectadas”. Por eso, estimaba este responsable del FMI, “es necesario movilizar ingresos fiscales suplementarios” que animaba a gastar en partidas como sanidad, educación y protección social.

¿De dónde deberían salir esos “ingresos fiscales suplementarios”? Según el FMI, de un impuesto provisional sobre los ingresos más altos, tanto a familias como a empresas.

PB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba