Deportes

Cristiano Ronaldo, la máquina de hacer goles que no sabe de récords imposibles

“Nadie me alcanzará”, quizás haya pensado Ferenc Puskás cuando se retiró en 1966 con sus 84 goles para Hungría, que lo entronizaban como el máximo anotador europeo en partidos de selecciones. “Nadie me alcanzará”, quizás haya imaginado Michel Platini cuando en 1984 marcó para Francia en la final ante España el último de sus nueve tantos en una Eurocopa. “Nadie me alcanzará”, quizás haya soñado en 2007 Ali Daei cuando colgó los botines con la friolera de 109 gritos con la camiseta del seleccionado iraní. Para todos ellos, Nadie fue rebautizado: hoy se llama Cristiano Ronaldo. Y es el hombre para el que ningún récord es inaccesible.

“Me siento honrado de que este notable logro pertenezca a Ronaldo, gran campeón del fútbol y humanista solidario que inspira vidas en todo el mundo”, lo saludó el miércoles Ali Daei, apenas unos minutos después de que CR7, con los dos que había convertido ante Francia por la última fecha del grupo F de la Euro, empardara sus 109 gritos, la marca máxima en partidos internacionales de selecciones.

Difícil es pensar que el portugués no dejará atrás al artillero persa muy pronto. Tendrá la primera chance de hacerlo el domingo, cuando el combinado dirigido por Fernando Santos se mida con Bélgica en Sevilla por los octavos de final del torneo continental. Y si mira hacia atrás, los jugadores en actividad que lo persiguen están a un campo: el emiratí Ali Mabkhout tiene 76 goles, mientras que Lionel Messi lleva 73 (está a dos de meterse en el top ten histórico).

Cuarenta y cuatro seleccionados de los cinco continentes padecieron la voracidad del delantero nacido en la isla de Madeira. Los que peor la pasaron fueron Lituania y Suecia, que recibieron siete tantos. A Hungría, Andorra y Luxemburgo les hizo seis; a Armenia y Letonia, cinco. Alguien podrá considerar que son rivales menores. En tren de comparar, Ali Daei les hizo ocho a Islas Maldivas y a Laos, seis a Líbano y cinco a Sri Lanka y Nepal.

De todos modos, es cierto que no fueron demasiadas las veces que Cristiano anotó ante los seleccionados que alguna vez ganaron un Mundial. A España le hizo tres. En esta Euro marcó por vez primera ante Alemania y Francia (dos). Nunca lo logró contra Brasil, Uruguay, Italia e Inglaterra. Ante Argentina gritó una vez: el 9 de febrero de 2011, en un amistoso en Ginebra que el combinado dirigido por Sergio Batista ganó 2 a 1 con goles de Ángel Di María y Messi (de penal).

La Euro, que está disputando por quinta vez (ningún futbolista había alcanzado esa marca), es uno de los torneos que mejor le sienta. Desde que debutó con un gol (su primero con la camiseta de Portugal) contra Grecia el 12 de junio de 2004, lleva 14 tantos en 24 encuentros (las dos marcas son récord). Hizo dos en 2004, uno en 2008, tres en 2012, tres en 2016 y lleva cinco en la edición actual. Si a esos se añaden los que hizo en la fase clasificatoria, la cuenta llega a 45. Quien lo sigue en esa estadística es Zlatan Ibrahimovicć, con 25.

En esta Euro, Cristiano Ronaldo hizo dos goles frente a Hungría, uno contra Alemania y dos ante Francia. (Foto: Hugo Delgado / EFE / EPA)

En esta Euro, Cristiano Ronaldo hizo dos goles frente a Hungría, uno contra Alemania y dos ante Francia. (Foto: Hugo Delgado / EFE / EPA)

Pero los logros del número siete no son solo individuales. Su selección experimentó un salto de calidad desde su debut en un amistoso ante Kazajistán el 20 de agosto de 2003: se puede pensar en una era Antes de Cristiano y en una Después de Cristiano. Eso también se ve plasmado en las estadísticas. De las primeras 17 ediciones del Mundial, el combinado luso solo participó en tres. Desde que el goleador se sumó, disputó las últimas cuatro consecutivas.

Algo similar ocurre en la Euro: Portugal solo accedió dos veces en las primeras 11 ediciones. Desde 2004 jamás faltó y fue campeón en 2016 y subcampeón en 2004. Además obtuvo la Liga de las Naciones en 2019. Y ganó 59 de los 72 partidos en los que su capitán marcó al menos un tanto (empató 6 y perdió 7).

Pese al desgaste que año a año genera la temporada de clubes en el Viejo Continente, el goleador es una fija en cualquier convocatoria de su país. Así llegó a 178 partidos y persigue de cerca al kuwaití Bader Al-Mutawa, quien el viernes se convirtió en el futbolista con más encuentros internacionales de selección: registró su 185ª presencia en un duelo ante Bahréin por la clasificación a la Copa Árabe.

Si Cristiano puede sostener este trajín es porque tiene un físico privilegiado que le permite, a los 36 años, correr 97 metros en 14 segundos para empujar un balón a la red, como hizo el fin de semana pasado ante Alemania. Como al vino, el paso de los años parece sentarle bien. Como muestra, vale señalar que en sus primeros 100 partidos con Portugal (los cumplió contra Irlanda del Norte el 16 de octubre de 2012, cuando tenía 27 años y 254 días) hizo 37 goles. En los 78 encuentros siguientes, marcó 72.

¿Qué más le resta hacer a este fenómeno con su selección? En lo inmediato, pelear por revalidar el título en la Euro. Luego, clasificarla a Catar 2022 e intentar el salto final en ese torneo (quizás su última competencia grande). Y, en términos personales, buscar una marca que parece difícil: la que ostenta Miroslav Klose como máximo artillero de la historia de la Copa del Mundo. El teutón logró 16 tantos y CR7 lleva 7. ¿Alguien se animaría a garantizar que no podrá lograr esos 9 gritos que le faltan?

Eso sí, hay un récord que casi con seguridad Cristiano no podrá igualar: el de la canadiense Christine Sinclair, que lleva 186 goles y todavía sigue festejando con su selección.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba