Tecnología

Crean un robot que parece una cucaracha y es capaz de soportar un millón de veces su propio peso

Muchas de las formas y estructuras robóticas de mayor complejidad técnica están inspiradas en la naturaleza. Uno de los últimos ejemplos desarrollados por los ingenieros en Estados Unidos es un autómata pequeño y veloz basado en la cucaracha que, según sus creadores, tiene la capacidad de resistir miles de veces su peso.

El robot fue diseñado por un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley liderado por el ingeniero mecánico Liwei Lin y su descubrimiento fue publicado en Science Robotics.

La movilidad y la robustez son dos características importantes para las aplicaciones prácticas de los robots. Los robots blandos hechos de materiales poliméricos tienen el potencial de lograr ambos atributos simultáneamente”, señalan sus creadores.

El objetivo de los científicos fue crear una pequeña máquina que pueda realizar tareas en lugares de difícil acceso, como minas o lugares de derrumbe y pueda recibir daño hasta cierto punto y seguir adelante.

El robot puede soportar que un pie lo aplaste y ejerza un peso que equivale a 60 kilogramos.

El robot puede soportar que un pie lo aplaste y ejerza un peso que equivale a 60 kilogramos.

Para ayudar en estos casos, el equipo está buscando formas de agregar un sensor de gas al diseño original, que le permita filtrarse en espacios muy reducidos y verificar si hay fugas que representen una amenaza potencial para la vida.

El escurridizo bichito posee el tamaño de un pendrive, el robot blando, aún sin nombre, pesa un gramo, lo que le permite moverse a una velocidad de 20 cuerpos por segundo y soportar el estrés de hasta un millón de veces su propio peso.

Súper resistente

“El robot blando utiliza varios principios de locomoción animal, puede transportar cargas, subir pendientes y tiene la robustez de las cucarachas. Después de soportar el peso de los pasos de un adulto, que es aproximadamente 1 millón de veces más pesado que el del robot, el sistema sobrevivió y continuó moviéndose después”, señalan los expertos.

El pequeño insecto mecánico inspirado en las cucarachas.

El pequeño insecto mecánico inspirado en las cucarachas.

En este sentido, el robot puede soportar que un pie lo aplaste y ejerza un peso que equivale aproximadamente a 60 kilogramos. Al igual que la cucaracha, como si nada hubiera sucedido, el insecto mecánico sigue su camino.

“Esperamos que el robot propuesto a escala de insectos allana el camino para buscar robots rápidos y robustos para aplicaciones prácticas”, concluyen los investigadores en su artículo publicado.

El secreto de su resistencia está en su simplicidad. Está diseñado a partir de una pequeña placa curvada y fabricado con fluoruro de polivinilideno (PVDF), un material que al ser sometido a tensión mecánica adquiere una polarización eléctrica.

Además, tiene una envoltura de polímeros elásticos y a una pata frontal que se desplaza extendiendo y contrayendo su cuerpo con pequeñas descargas eléctricas.

Los investigadores han creado varias versiones. La de 10mm de longitud se mueve a una impresionante velocidad de 20cm por segundo cuando se le aplica una corriente de 200V a 850Hz.

De momento solo lo han probado alimentándolo con cable, pero basta incorporarle una pequeña batería flexible para que sea completamente independiente.

“La mayoría de los robots a esta pequeña escala en particular son muy frágiles. Si los pisas, prácticamente destruyes al robot”, explica el ingeniero mecánico Liwei Lin, de la Universidad de California, Berkeley.

SL


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba