Uruguay

conductor atropelló a guardia policial y murió tras recibir disparos; también falleció un policía

Dos policías fueron heridos, y uno de ellos murió, tras ser atropellados cerca del Congreso de Estados Unidos por un vehículo cuyo conductor fue detenido y también murió a las pocas horas, informó este viernes el cuerpo policial. En consecuencia, las autoridades decretaron el cierre del Capitolio, un incidente que se produce dos meses después de la violenta toma del edificio. 

“Uno de nuestros agentes sucumbió a sus heridas”, dijo la jefa de la policía que custodia el Congreso, Yogananda Pittman en una conferencia de prensa, sin identificar al agente fallecido. 

“Hay un sospechoso detenido y ambos oficiales resultaron heridos. Los tres fueron llevados al hospital”, informó al inicio el Departamento de Policía del Capitolio. 

Las imágenes de televisión mostraron a un auto azul que se había estrellado contra la barrera de seguridad de unas de las calles que lleva al Congreso de Estados Unidos. También mostraron a dos personas en camillas, que parecían ser los oficiales heridos. Uno de ellos permanece en estado crítico mientras que el otro murió internado. “Uno de nuestros agentes sucumbió a sus heridas”, dijo la jefa de la policía que custodia el Congreso, Yogananda Pittman en una conferencia de prensa, sin identificar al agente fallecido.

De acuerdo a CNN, el sospechoso habría intentado saltear la barrera sin éxito cuando embistió a los oficiales, por lo que se bajó de su auto y mostró un cuchillo. En respuesta, los policías le dispararon y quedó bajo custodia. A las pocas horas también falleció.

Tras el suceso, el Capitolio y los edificios adyacentes fueron cerrados. De todas formas el Congreso ya estaba en receso por Semana Santa, por lo que había menos personal en el lugar. 

Este incidente se produjo al poco tiempo de otro violento asalto al edificio del Capitolio, perpetrado el 6 de enero por partidarios del exmandatario Donald Trump que querían interrumpir la certificación de las elecciones.

Desde entonces, las autoridades erigieron una barrera y cerraron un amplio perímetro en torno al Congreso de Estados Unidos, pero en los últimos días comenzaron a reducir la zona vallada y a abrir el tránsito. Las restricciones previo al incidente no eran amplias, ya que el presidente Joe Biden se había desplazado hacia Camp David minutos antes y ya no se encontraba en el lugar. 

“La amenaza de seguridad externa ubicada en todos los edificios del campus del Capitolio continúa, y todavía no se permite la entrada ni la salida en este momento. (…) Si estás afuera, busca refugio”, alertaron las autoridades, que descartan que el nuevo ataque haya sido un acto de “terrorismo”.

El congresista Peter Meijer llamó en Twitter a “rezar” por los agentes de la policía del Capitolio y por el personal de emergencia en el lugar. 

“Estamos tratando de entender la situación que se está desarrollando en el Capitolio ahora mismo”, dijo. 

 

Con información de AFP




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba