Internacionales

Con un plan ambicioso, Joe Biden se pone al frente de la lucha mundial contra el cambio climático

El presidente estadounidense, Joe Biden, busca consolidar este jueves una de las mayores promesas de su campaña: con la idea de que Estados Unidos vuelva a ser líder mundial contra el cambio climático, se comprometerá en una cumbre internacional a recortar las emisiones de gases contaminantes al menos a la mitad para 2030, casi el doble del objetivo inicial estadounidense bajo el Acuerdo de París.

En el Día de la Tierra, Biden organizó una reunión virtual de dos días con 40 jefes de Estado y Gobierno, entre los que se encuentran el líder chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin, los dirigentes de las potencias más contaminantes del planeta junto con Estados Unidos.

El presidente argentino Alberto Fernández también ha sido invitado por Biden y, de acuerdo al orden alfabético, ofrecerá uno de los primeros discursos luego de la apertura del anfitrión estadounidense.

El jefe de la Casa Blanca ha mostrado desde el primer día en su oficina la decisión de revertir las políticas rupturistas de su predecesor Donald Trump respecto de los compromisos climáticos.

El presidente de Estados Unidos promete reducir drásticamente las emisiones de gases contaminantes. Foto: BLOOMBERG

El presidente de Estados Unidos promete reducir drásticamente las emisiones de gases contaminantes. Foto: BLOOMBERG

De inmediato volvió a suscribirse al Acuerdo de París, del que se había salido Trump, y nombró a un hombre de su máxima confianza, el ex canciller John Kerry, para que trabaje exclusivamente en la lucha contra el cambio climático.

Pero para liderar hacen falta grandes propuestas y, con este fin, Biden se comprometerá este jueves a recortar las emisiones con efecto invernadero de EE.UU. al menos a la mitad para 2030, casi el doble del objetivo inicial que asumió su país bajo el Acuerdo de París, que establecía entre 26 y 28% para 2025, según adelantaron varios medios.

Si bien este gesto es significativo, este compromiso es menor al de la Unión Europea (UE), que un día antes de la cumbre acordó reducir sus emisiones netas de CO2 “al menos” un 55% en 2030, frente al objetivo del 40% actual.

Joe Biden y John Kerry, el encargado especial del gobierno de EE.UU. para los temas de clima. Foto: AFP

Joe Biden y John Kerry, el encargado especial del gobierno de EE.UU. para los temas de clima. Foto: AFP

El pulso con China y Rusia

Biden cuenta con el logro de tener a los líderes de Rusia y China sentados a la mesa de discusión. Kerry dijo a The Washington Post que sin un compromiso chino no hay manera de resolver el problema de la contaminación y que por eso fue invitado a la cumbre, más allá de las diferencias que existen entre Washington y Beijing sobre otros temas.

Kerry anticipó que China firmará el comunicado conjunto que saldrá de la reunión cumbre, donde se reconoce el cambio climático como una crisis mundial. Si bien será la primera vez que Beijing reconozca que hay una “crisis” por el tema, Estados Unidos espera aún más: que Xi haga algún anuncio sobre alguna acción o meta para 2030.

Para Estados Unidos el asunto es de extrema urgencia y ya no hay que plantearse objetivos para 2050 sino antes, dijo Kerry. “He oído a mucha gente firmando cero emisiones para 2050, y les doy la bienvenida y es fundamental, pero faltan todavía 30 años”, agregó.

Los líderes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, serán parte de la cumbre (aquí, en una imagen de noviembre en 2019 en una reunión del grupo BRICS).

Los líderes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, serán parte de la cumbre (aquí, en una imagen de noviembre en 2019 en una reunión del grupo BRICS).

Y advirtió así que si los países no se comprometen a reducir sus emisiones de aquí a nueve años y no se mantiene la temperatura media de la Tierra por debajo de los 1,5 grados centígrados va a ser complicado llegar a cero emisiones contaminantes en 2050.

La promesa de Biden no solo cumple los deseos de los grupos ambientalistas sino también de los líderes de varias grandes corporaciones estadounidenses como Apple, General Electric y Walmart, que firmaron (junto con otras 300 empresas) una carta la semana pasada apoyando un compromiso de ese tamaño y dando apoyo a las políticas de reconversión energética propiciadas por el presidente.

La cumbre se extenderá hasta el viernes y además de Putin y Xi, participarán el presidente francés, Emmanuel Macron; los primeros ministros británico, Boris Johnson, el italiano, Mario Draghi, y la canciller alemana, Angela Merkel. De la región, además de Fernández, también estarán los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Brasil, Jair Bolsonaro; de Chile, Sebastián Piñera, y de México, Andrés Manuel López Obrador.

El papa Francisco, el secretario general de la ONU, António Guterres, también serán oradores del encuentro. Participarán además la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, y el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

Biden cree que no solo con los gobiernos se saldrá de esta crisis y busca involucrar al sector privado en la solución. Por eso también participarán los directores ejecutivos de Allianz, Citigroup y Bank of America, entre otros.

Washington, corresponsal

CB​


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba