Internacionales

Con Evo Morales a la cabeza, una multitud marchó en Bolivia en defensa del gobierno

[ad_1]

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, salió este martes a marchar a favor de su heredero político, el actual mandatario Luis Arce, en una jornada de movilizaciones en las principales ciudades del país, para mostrar fuerza tras la masiva manifestación opositora del lunes.

«Hermano Lucho (Luis) no estás solo», dijo Morales en un acto en la región central de Cochabamba del que también participó Arce. 

En las ciudades de La Paz, Oruro y Cochabamba se registraron marchas masivas a favor del mandatario del Movimiento al Socialismo (MAS).

En tanto, en el departamento de Santa Cruz -un histórico reducto opositor- se esperaban movilizaciones para el final de la tarde.

«Ellos (la oposición) dicen que quieren defender la democracia y hoy se niegan a respetar el voto popular… por eso estamos aquí para demostrar nuestra mayoría», declaró Arce.

El presidente advirtió a «la derecha golpista y asesina» que si no está dispuesta a respetar el mensaje de las urnas «el pueblo se va a hacer respetar en la calles».

Con wiphalas, miles de personas salieron a apoyar al presidente de Bolivia, Luis Arce, en Cochabamba. Foto: REUTERS

Con wiphalas, miles de personas salieron a apoyar al presidente de Bolivia, Luis Arce, en Cochabamba. Foto: REUTERS

«Tenemos a un pueblo que va a hacer respetar su voto en las calles», afirmó Arce, quien fue ministro de Economía durante el gobierno de Evo Morales y ganó las elecciones presidenciales de octubre de 2020 con el 53% de los votos.

El presidente lamentó además que la oposición «haya convocado ayer a las calles a que nuevamente se maltrate a la gente».

Y a su vez pidió unidad a todos sus seguidores después de reconocer que hay intentos de «división».

Para Arce, «nuevamente acciona el fascismo y el matonaje, porque lo que no pudieron ganar en las urnas quieren hacerlo a través de grupos mafiosos y grupos criminales», pero el pueblo «otra vez les dice que no lo va a permitir».

La marcha oficialista en la Plaza San Francisco, en La Paz, Bolivia. Foto: AFP

La marcha oficialista en la Plaza San Francisco, en La Paz, Bolivia. Foto: AFP

Arce fue el orador en tres de las concentraciones convocadas por organizaciones afines al gobierno, en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, organizadas como contracara del paro dispuesto para el lunes por los comités cívicos de departamentos en manos de la oposición.

En La Paz, el acto fue en la céntrica plaza San Francisco, después de que miles de militantes y seguidores se reunieran en la vecina ciudd de El Alto, mientras en Cochabamba la concentración llenó la plaza San Sebastián.

Las marchas, motorizadas por la Central Obrera Boliviana (COB), la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (CSUTCB), la Confederación de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias (las «Bartolinas») y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), entre otros, fueron denominadas «wiphalazo».

Defensa de la Wiphala

En los actos y manifestaciones de este martes se pidió respeto a la Wiphala, una bandera indígena de tierras altas que Arce y Morales reivindican.

Arce enfrentó el lunes las mayores manifestaciones antigubernamentales desde la crisis de 2019 que precipitó la renuncia de Morales tras casi 14 años de gobierno.

La wiphala, la bandera que identifica a los pueblos indígenas. Foto: AFP

La wiphala, la bandera que identifica a los pueblos indígenas. Foto: AFP

Las protestas se concentraron en el oriente, motor agroindustrial del país y reducto opositor. Santa Cruz, la ciudad la más poblada del país, estaba paralizada, sin transporte, con comercios, mercados y oficinas cerrados.

La huelga en esa región fue convocada por el gobernador Luis Fernando Camacho, jefe de la segunda fuerza opositora.

El paro fue en rechazo a un polémico proyecto de ley que impulsa el Legislativo -dominado por el partido de gobierno- contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

Los manifestantes también rechazaron el uso de la Justicia por parte del gobierno para «castigar la disidencia y perseguir a los opositores» que protagonizaron las masivas protestas en 2019, denunció Manuel Morales del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE).

Por su parte, el gobierno y su partido acusan a la oposición de haber organizado un golpe de Estado contra Morales en 2019 mientras los críticos dicen que fue en protesta por un supuesto fraude electoral en los comicios presidenciales de ese año.

Por el caso está encarcelada preventivamente la expresidenta Jeanine Áñez desde marzo.

Fuente: AP y EFE

CB

[ad_2]
Fuente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba