Deportes

Cómo fueron las temporadas que derivaron en el descenso de River en 2011

River Plate fue el tercer club grande de la Argentina en descender a la Segunda División, aunque fue el primero en hacerlo a la Primera B Nacional, como corolario de erráticas gestiones institucionales y deportivas que derivaron en el peor colapso en la historia de uno de los dos clubes más grandes del país.

Antes que River, San Lorenzo, en 1981, y Racing Club, en 1983, inauguraron la saga de los descensos de cuatro de los cinco grandes del fútbol argentino; ambos bajaron a la Primera B Metropolitana, entonces la categoría que le seguía a la Primera División.

Después de River, en tanto, llegó el turno de Independiente, que mordió el polvo del descenso en 2013. De tal modo, es Boca Juniors el único grande que se mantiene como el único que no sufrió la perdida de la categoría.

Los 11 titulares de River en el partido frente a Belgrano en 2011. Foto: Fotobaires

Los 11 titulares de River en el partido frente a Belgrano en 2011. Foto: Fotobaires

El sistema de promedios usado para definir los descensos en el fútbol argentino toma los puntos logrados en las últimas temporadas, los que se dividen por los partidos jugados en ese lapso; el cociente que resulta de ese cálculo define la posición de los equipos.

Al tratarse de un sistema de largo aliento, fue siempre analizado como una herramienta en favor de los más poderosos, por la capacidad que pueden tener de, frente a una mala campaña, recuperarse en la siguiente con el armado de mejores equipos.

No fue precisamente lo que se vio en esos tres años de River Plate, porque justamente atravesaba una compleja situación económico financiera y, en el medio, atravesó un proceso electoral que determinó la asunción de Daniel Passarella como presidente: lo que para muchos fue observado como una posible solución, fue el detonante que llevó a la implosión del club.

El descenso de River: cómo fueron las campañas

River venía de salir campeón en el Torneo Clausura 2008 con Diego Simeone como entrenador. La cuenta en la carrera de los promedios que iba a derivar en el descenso comenzó en el Apertura 2008, el campeonato siguiente.

Diego Simeone, el técnico que pasó de campeón a último. Esa mala campaña fue el primer paso hacia el descenso. (AFP)

Diego Simeone, el técnico que pasó de campeón a último. Esa mala campaña fue el primer paso hacia el descenso. (AFP)

El Millonario debutó con empate contra Colón en Santa Fe y triunfo frente a Central en el Monumental. Desde entonces, entró en una espiral negativa que lo llevó a permanecer 13 fechas sin ganar.

El 9 de noviembre, tras la eliminación en cuartos de final de la Copa Sudamericana a manos de las Chivas de Guadalajara, y por la mala campaña, Simeone dejó de ser el técnico de River en un empate 3 a 3 contra Huracán, que alcanzó después de empezar perdiendo 3 a 0.

Asumió Gabriel Rodríguez en forma interina y en su debut quebró la mala racha, con un triunfo 1 a 0 sobre Independiente. Pero finalmente no pudo frenar el impulso negativo que terminó con un hito para el club: por primera vez en la historia del profesionalismo, terminaba último.

Néstor Gorosito fue el sucesor formal de Simeone, desde principios de 2009. (Juan Manuel Foglia)

Néstor Gorosito fue el sucesor formal de Simeone, desde principios de 2009. (Juan Manuel Foglia)

Su campaña fue de 14 puntos en 19 fechas (24,5% de eficacia): dos victorias, ocho empates y nueve derrotas, con 20 goles anotados y 29 recibidos. Y el campeón de dicho torneo fue Boca, que definió el certamen en un triangular con San Lorenzo y Tigre, tras terminar igualados en 39 unidades.

Néstor Raúl Gorosito fue el sucesor de Simeone. Al club volvió Marcelo Gallardo desde Europa y se concretó la contratación de Cristian Fabbiani, quien venía de jugar en buen nivel en Newell’s Old Boys lo que, sumado a que es fanático de River, generó un verdadero fenómeno mediático y entre los hinchas.

Fue eliminado en la fase de grupos de la Copa Libertadores y realizó una campaña aceptable pero lejana de las aspiraciones de River en el Torneo Clausura 2009: 27 puntos (47,3%), 13 menos que el campeón Vélez Sarsfield; 24 goles a favor y 25 en contra, el saldo de su gestión. No se hablaba del riesgo del descenso, ya que en los promedios estaba sexto, con 1,561.

Leonardo Astrada tuvo su segundo ciclo como técnico en River medio del proceso hacia el descenso.. (AFP)

Leonardo Astrada tuvo su segundo ciclo como técnico en River medio del proceso hacia el descenso.. (AFP)

Mientras el paso de Fabbiani marchaba firme al fracaso, se buscó apuntalar el plantel con el regreso de dos ídolos: Matías Almeyda (llevaba tres años retirado) y Ariel Ortega (regresaba de la cesión a préstamo a Independiente Rivadavia de Mendoza).

Sin embargo, el rumbo siguió lejos de encontrarse. Gorosito renunció después de perder en la séptima fecha del Apertura 2009 con San Lorenzo, sumado a la eliminación de la Sudamericana en la primera ronda frente a Lanús.

Asumió Leonardo Astrada como el último técnico en la gestión de José María Aguilar, pero luego fue también el primero de Daniel Passarella, ya que lo confirmó en el cargo apenas fue electo presidente del club.

La asunción de Daniel Passarella como presidente de River, el 9 de diciembre de 2009. Un punto de inflexión.

La asunción de Daniel Passarella como presidente de River, el 9 de diciembre de 2009. Un punto de inflexión.

En ese Apertura, el Millonario concluyó 14º, con 21 puntos (36,8%), con ocho derrotas y apenas cinco triunfos, además de 23 goles a favor y 26 en contra. Banfield, el campeón, llegó a 41 unidades.

Ya se empezaba a mirar con preocupación los promedios aunque la llegada de Passarella daban un marco todavía de confianza.

En el primer mercado de pases, el Kaiser contrató a Rodrigo Rojas (desde Olimpia de Paraguay), a Juan Manuel Díaz (ex lateral de Estudiantes de La Plata) y Alexis Ferrero (jugador de Colón de Santa Fe).

Astrada renunció en la fecha 14, con el equipo en la antepenúltima posición. Lo reemplazó Angel Cappa, con quien River mejoró algo en su performance para terminar 13º, aunque se despidió con una estrepitosa goleada por 5 a 1 en el Monumental contra Tigre.

Angel Cappa, el primer técnico contratado por Passarella.

Angel Cappa, el primer técnico contratado por Passarella.

El Millonario terminó con 22 unidades en 19 cotejos (38,6%); el campeón, Argentinos Juniors de Claudio Borghi, sumó 41. En la tabla de promedios, River estaba 12º, con un cociente de 1,315 puntos, pero para la temporada siguiente el escenario era muy oscuro.

Antes del Apertura 2010, el promedio de River era de 1,105, el peor de la Primera División, que lo tenía en descenso directo. Por eso, aún Cappa en el banco, se apuntó a reconstruir el equipo.

Llegaron Juan Pablo Carrizo, Mariano Pavone, Leandro Caruso, Jonatan Maidana, Adalberto Román y Carlos Arano, a la vez de salir elementos como Facundo Quiroga, Martín Galmarini y Gustavo Cabral, cuestionados fuertemente por los hinchas.

El cabezazo al gol de Maidana en el debut de Juan José López: triunfo por 1 a 0 ante Boca.

El cabezazo al gol de Maidana en el debut de Juan José López: triunfo por 1 a 0 ante Boca.

El comienzo fue bueno, tanto que fue un incipiente puntero en la cuarta fecha (con 10 puntos). Pero en la octava jornada, la lesión de Almeyda fue el principio del fin de la gestión de Cappa, a quien Passarella echó tras la fecha 13, justo antes del Superclásico.

Asumió Juan José López con la misión de debutar de local contra Boca. Armó un equipo más defensivo (línea de 5 en el fondo y doble 5), y en su presentación la ganó 1 a 0 al Xeneize con un gol de Jonatan Maidana, de cabeza.

River terminó cuarto en ese Apertura 2010, con 31 puntos (14 menos que el campeón Estudiantes), pero con el promedio del descenso todavía amenazante.

Aun así, Passarella ratificó a López en el cargo y sólo trajo un refuerzo: el delantero Fabián Bordagaray.

Juan José López el día del descenso de River: su carrera como técnico quedó casi sepultada ese día.

Juan José López el día del descenso de River: su carrera como técnico quedó casi sepultada ese día.

El comienzo del Clausura 2011 pareció darle la razón al presidente, tanto que llegó a ser puntero en las fechas 9 y 10. Pero una racha adversa en el tramo final del torneo lo hundieron a la Promoción: fueron sendos 2 a 0 contra All Boys y Boca, y un empate 1 a 1 con San Lorenzo.

Llegó a la última fecha con una mínima chance de evitar la reválida, pero dependía de su triunfo propio y de la derrota de Olimpo. Ninguna de ambas sucedió. River cayó 2 a 1 contra Lanús y los bahienses vencieron a Quilmes 1 a 0. Fue el 19 de junio de 2011.

River terminó décimo séptimo en la tabla de promedios, con 141 puntos acumulados en 114 partidos, con una eficacia del 41,2%. En esas tres campañas, convirtió 119 goles y le anotaron 134. Así, debía jugar contra el cuarto en la Primera B Nacional, Belgrano de Córdoba.

En la Promoción, perdió 2 a 0 de visitante y empató 1 a 1 de local. El descenso se consumó el 26 de junio de 2011, a las 16:46.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba