Tecnología

Cómo fotografiar el espacio con tu celular y qué cursos hay en Uruguay

El celular y el cielo. La fotografía y el espacio. Tus ojos y las estrellas. La relación entre la tecnología y la galaxia se ha hecho más estrecha gracias a la pandemia. Cada vez hay más docentes, alumnos y hasta cualquier ciudadano que se ha interesado en esta temática.

Alberto Ceretta es uno de los grandes exponentes de la materia. Este astrofotógrafo cuya formación es en ingeniería eléctrica pero le interesan los  temas vinculados a l espacio y la fotografía, incursionó en un campo no tan explotado en Uruguay.

“Hoy los asteroides y hasta los planetas enanos se observan con el celular. Hasta hace unos años era necesario con un telescopio. Parece increíble, pero se logra”, cuenta.

Imagen de la zona de la constelación de Orión, tomada este verano desde La Floresta. En ella se aprecia el cinturón de Orión (Las Tres Marías), hacia arriba la daga del cazador con la nebulosa de Orión (M42) en el centro y hacia abajo Betelgeuse en color rojo representando uno de los hombros. Tomada con Xiaomi Redmi Note 8 y corresponde al apilado de 5 imágenes de 16 segundos de exposición.

Qué celulares lo permiten y cuándo fotografiar

“Los celulares disponen de cámaras que son realmente increíbles”, comentó. Y no necesariamente tienen que ser los dispositivos topes de gama que más comercializan y publicitan los fabricantes. Con solo US$ 200 el usuario puede acceder a un dispositivo que posee sensores con “gran sensibilidad” y acceder a controles manuales que permiten registrar imágenes de nivel.

En general, todos los fabricantes cuentan con diseños que tienen cámaras con modelo profesional manual. Xiaomi, Samsung, Huawei, Google, cuentan con cámaras que permiten acceder a las opciones manuales de la cámara. Apple, por su parte, dificulta más el acceso a esta función. De todas formas, hay aplicaciones como NightCap que permiten manejar el iPhone para un control total de la cámara. Aquellos con sistema operativo iOS 11 aceptan este servicio.

Luna en fase llena fotografiada desde el Observatorio Los Molinos con telescopio de 35cm y celular Xiaomi Mi10.

Hoy muchos de los fabricantes han recurrido a desarrollar sistemas operativos con mejores capacidades de la cámara que permiten registrar imágenes nocturnas de modo automático, con mucho más estética de lo que lo hacían antes. De todas formas, los expertos instan a utilizar esta herramienta de forma manual para lograr resultados más interesantes.

“La mayoría de los fabricantes están cediendo al usuario y permiten detectar objetos que no se ven a simple vista. Con una fotografía con 15 a 20 segundos de exposición, el celular logra detectar múltiples estrellas”, agregó Ceretta.

¿Cómo se logran esas imágenes de la galaxia?

La idea es que se exponga al sensor de la cámara el mayor tiempo posible. Hay que imaginarse que este sensor puede ser un balde y lo sacás afuera un día de lluvia para que se llene de agua. Cuanto más tiempo se deje afuera, más gotas le caerán. Lo mismo pasa con la cámara: cuánto más exposición del sensor de luz, más información le entrará.

Fotografía de las Nubes de Magallanes, galaxias compañeras de nuestra Vía Láctea. Esta imagen fue lograda mediante apilado de 50 imágenes de 16 segundos tomadas con Xiaomi Redmi Note 8 desde la zona de la Floresta. Al igual que en la imagen anterior esta técnica nos permite registrar estas galaxias que son visibles a simple vista solo en cielos muy oscuros.

“El límite que existe con esto es que la Tierra rota y se traslada. Por lo tanto, si se deja el celular cinco minutos, van a quedar dibujados trazos blancos que refieren al movimiento aparente de los astros”, cuenta Ceretta. Normalmente, con más de 15 o 20 segundos es difícil obtener una imagen sin que las estrellas queden movidas.

El otro método conocido es jugar con el ISO. Esto es la amplificación electrónica que captura el sensor de la cámara y que es muy habitual utilizarse entre los fotógrafos profesionales. A medida que aumento el ISO, amplifico una señal para generar una imagen con mejor luz. El inconveniente es que eso lleva a aumentarle el ruido y la fotografía puede quedar granulada y no tan bonita. El truco es saber jugar con el tiempo de exposición y el ISO.

El objetivo en general de los docentes es estimular el interés por la ciencia. Y el celular, que por momentos parece solo estar enfocado en tres aplicaciones, permite llegar a fronteras del conocimiento muy interesantes para muchos estudiantes. Por ejemplo, algunos se mueven para hacer fotometría con el celular. “Se toma una secuencia de fotografías y se evalúa la radiación de las estrellas”, contó Ceretta como algunas de las opciones que ofrece el dispositivo móvil.

Cuándo hacerlo y dónde hacerlo

Lo mejor es dirigirse a zonas oscuras para llevar a cabo este tipo de actividad. Las azoteas de las casas y edificios son la mejor opción por más que uno se encuentre en el medio de la ciudad.

Startrails o trazo de estrellas de la zona del polo celeste Sur. Este tipo de imágenes se logra mediante la combinación de un centenar de imágenes de larga exposición (32 segundos). También realizada en la zona de La Floresta con Xiaomi Redmi Note 8.

La idea es evitar la contaminación lumínica directa hacia donde está el sensor. Por eso, es aconsejable superar la altura del alumbrado público y dirigirse a zonas realmente oscuras para lograr resultados satisfactorios.

Hay sitios web que permiten detectar lugares para encontrar sitios oscuros y sacar estas fotos. Uno se llama Light Pollution Map que, con información vía satélite, indica cuáles son los sitios con mayor índices de luminosidad. En Montevideo, los expertos sugieren irse al norte o al oeste.

Si bien el invierno no es la estación más idónea para llevar a cabo la actividad en términos de temperatura, es la que tiene “el mejor cielo”. Significa que, ante una noche despejada de nubes, se pueden apreciar múltiples estrellas. ¿Por qué pasa esto? Porque están las constelaciones de Escorpio y Sagitario en el zenit y allí está “el centro de la galaxia”. Cuando se mira a simple vista, se puede ver una imagen “difusa” que puede dar la pauta que hay algo extraño en el cielo. Lo interesante sucede cuando se decide fotografiar con un celular y se permite ver nebulosas y estrellas que son uno de los brazos del plano galáctico.

“Esto es relativamente fácil de registrar en un cielo oscuro”, indicó Ceretta. Hay más dificultades fotográficas si la imagen se decide registrar en ambientes donde hay mayor contaminación lumínica.

Herramienta didáctica

Como en tantos otros rubros de la vida cotidiana, la pandemia estimuló el uso del celular para mirar el cielo. Ceretta dijo que ha empezado a involucrarse en asignaturas como astronomía, física y hasta en las vinculadas con lo artístico.

Según su experiencia, han proliferado concursos de fotografía que incluyen categorías de imágenes tomadas con el celular. “Esto no existía”, indicó.

Martín Monteiro es otro de los docentes que utilizan el celular con fines didácticos. “Desarrollamos experiencias de física aprovechando los sensores que están presentes en los dispositivos modernos”, contó en una charla ofrecida hace siete meses.

“Abre una puerta para que la enseñanza vaya por otro camino (…) El celular nos ayuda como una herramienta para empezar por la parte práctica y, desde ahí, llegar a la teoría”, indicó Ceretta, quien está ofreciendo un curso para más de 150 docentes de diferentes asignaturas con el objetivo de que integren el smartphone en el aula y tengan como foco el espacio.  

Cursos para aprender

Ceretta ofrece un curso para aprender a “configurar el modo manual de tu cámara para lograr registrar el cielo estrellado”. El curso tiene una modalidad online-offline “mediante videoconferencia y plataforma para materiales e intercambio de experiencias”.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba