Uruguay

Cecoed de Maldonado pidió al obispo que no se hagan celebraciones al aire libre

El obispo de Maldonado, Minas y Rocha, Milton Tróccoli, dijo que tras la polémica que hubo a partir de las fotos que circularon en redes sobre una presunta aglomeración en la misa de Domingo de Ramos en la Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria de Punta del Este, el Centro Coordinado de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Maldonado notificó a la Diócesis sobre el hecho y pidió que no se realicen más celebraciones al aire libre, a fin de evitar la aglomeración de personas. 

Entrevistado por el programa radial En Perspectiva, Tróccoli dijo que la misa del domingo de tarde se realizó en la plaza ubicada frente a la iglesia, ya que se esperaba que al ser una fecha especial y al haber más gente en Punta del Este por las vacaciones, hubiese una mayor concurrencia de fieles. Así se lograría que se mantuviera el distanciamiento físico necesario, con la colocación de sillas separadas en el predio, indicó.

“La idea justamente de la parroquia fue previniendo eso, poder tener un mayor distanciamiento social y hacerlo afuera, donde se permitía un lugar más ventilado. Ahí siempre corre viento y mejora también el tema del distanciamiento”, sostuvo el obispo, recordando que el Domingo de Ramos es una de las fechas con mayor asistencia de fieles a las celebraciones. Tróccoli afirmó que en el lugar hubo unas 170 personas, pero que “la gente estaba reunida en grupos familiares” y que no había “una falta de distanciamiento”.

Recordó que en todos los templos de la Iglesia Católica se están respetando los protocolos acordados con el gobierno, que establecen un aforo del 30% de la capacidad de la iglesia, el uso obligatorio de tapabocas y alcohol en gel, el registro de nombre y teléfono de todos los asistentes, así como también la suspensión del tradicional saludo de la paz que se hace en cada misa y que la comunión se de exclusivamente en la mano. Tróccoli recalcó que “se tuvieron todos los controles que se suelen tener cuando hay una misa adentro” de la parroquia. 

El obispo y secretario general de la Conferencia Episcopal del Uruguay dijo en algunos departamentos sí se suspendió la presencialidad de las celebraciones a pedido de los intendentes, como ocurrió en Rocha y de Lavalleja, a raíz de la situación sanitaria vivida en esos departamentos. “En Rocha, lo que me dijo el intendente cuando me pidió eso, en ese momento, el jueves pasado quedaban dos camas libres de CTI y en Lavalleja más o menos habían cuatro creo”, sostuvo. Recordó también que se suspendieron las ceremonias en Cerro Largo, Rio Negro, Paysandú y “en algunos lugares puntuales de Rivera”. 

Sin embargo, sostuvo que no han recibido una petición del gobierno nacional de suspender las actividades a nivel nacional, cómo si sucedió al inicio de la pandemia y en los días cercanos a la Navidad. Trócolli manifestó que, desde que se retomaron en julio del año pasado, no se registró ningún contagio en celebraciones de la Iglesia Católica: “Yo creo que eso también es algo a tener en cuenta en todo esto, ¿no?, que en general se han cuidado los protocolos siempre”, expresó. 

Tras la polémica por las fotos viralizadas de la misa en Punta del Este, el senador nacionalista Sebastián Silva cuestionó que se siga pensando en “conmemorar las pascuas en los templos” y dijo que a él “le enseñaron en el (Colegio) Seminario a hallar a Dios en todos lados”, manifestando que en “este 2021, hay que hacerlo realidad afuera de las Iglesias”. Ayer, el senador le solicitó al cardenal Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo, que suspendiera las celebraciones de Semana Santa. 

Consultado por cómo ve la visión de fieles cómo el senador da Silva, contrarios a que se sigan realizando las celebraciones en el contexto actual, Tróccoli sostuvo que también “hay muchos fieles que plantean que quieren estar en las celebraciones porque esta semana es muy especial y muy importante” y que “si hasta ahora no ha habido dificultades” no ven el “porqué se los priva de la celebración”. 

Enfatizó que cuando se tomaron en su momento las celebraciones presenciales, desde la Iglesia Católica se llamó a los mayores de 65 años, así como las personas con alguna dificultad de salud, que “se sintieran con la libertad de no participar” y que pudieran seguir las ceremonias por televisión, radio o redes sociales.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba