Deportes

Buen aporte de Campazzo en un importante triunfo de Denver Nuggets


Facundo Campazzo tuvo un buen aporte en la victoria de los Denver Nuggets ante Los Angeles Clippers. Fue 101 a 94 para el conjunto del único argentino en la NBA, que le ganó a un rival directo de la conferencia Oeste y alcanzó a Los Angeles Lakers en el cuarto puesto, lucha valiosa para determinar las futuras localías en los playoffs.

El base albiceleste sumó 3 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y un robo en 20 minutos de juego y volvió a ser el sexto hombre con más tiempo en cancha en un triunfo importante que además dejó al equipo a menos de dos triunfos de sus derrotados, que ocupan el tercer lugar.

Como suele suceder, el cordobés ingresó a pocos minutos del final del primer cuarto (quedaban 4 y medio) y permaneció en la cancha hasta cerca del mismo momento del segundo parcial.

De mayor a menor

Y temprano en el partido Campazzo comenzó a hacer gala de las armas que muestra habitualmente y con las que se gana cada uno de sus minutos como el obrero en que se ha convertido en estos primeros meses en la mejor liga del mundo.

Así sorprendió a Paul George, uno de los mejores jugadores de la liga -hace poquito más de un lustro le peleó mano a mano a LeBron James en la conferencia Este- con un robo con su sello, el de (unas de) las manos más rápidas del Oeste.

La jugada, además, decantó en una canasta en transición del equipo.

También aportó en su otra faceta destacada: la generación de puntos para sus compañeros. En cuestión de minutos sumó 4 asistencias con distintas variantes, todas igualmente efectivas: “latigazo” desde el eje de cancha, pase picado para buscar la caída del pick and roll, apertura simple a un costado…

Campazzo volvió al parquet del Staples Center promediando el tercer período (a cinco minutos y medio del cierre) y en este lapso intercaló algunos inconvenientes con alguna buena acción.

En algunas ocasiones, pese a tener algún tiro abierto, privilegió el pase a un compañero. ¿El altruismo característico o paciencia para sentirse más cómodo con un tiro al que en el último mes se le ha secado bastante la pólvora?

Sólo él lo sabe. Lo cierto es que al final del juego habría tirado sólo una vez al aro, algo que, en aquellos partidos en los que jugó al menos 19 minutos como en la madrugada del viernes, sólo le había ocurrido una vez en 20 encuentros.

De todos modos, no pasaron por ahí los problemas, sino por dos pérdidas de pelota en un momento delicado que condujo a que los Nuggets desperdiciaran lo que en algún momento había sido una ventaja de 18 puntos y sólo quedaran a siete.

Entre las dos pelotas que perdió, al menos, tuvo la confianza y la actitud necesarias para tomar un triple a 45 grados (asistencia de Will Barton, ese al que muchas veces la fanaticada argenta acusa de no darle mucho la pelota) y anotarlo para recobrar el doble dígito de diferencia.

Sin embargo, instantes después perdió otra bola y, aunque defendió bien el primer tiro de George y este erró, tras el rebote ofensivo el 13 de los Clippers tomó otro triple y esta vez lo anotó para recortar la distancia a 5.

Facundo salió después de esa jugada y volvió con el pleito ya liquidado, a falta de la última posesión, para defender cuando los Nuggets de todos modos tenían el triunfo en sus manos.

Fue gracias a los aportes de Jamal Murray (23 puntos), Michael Porter Jr. (20), Will Barton (19), Nikola Jokic y Aaron Gordon (14 cada uno).

El quinteto titular al completo anotó más de 14 unidades por cabeza y la defensa mejoró, dejando a los Clippers en 41% de acierto de cancha y apenas un 29,4% en triples.

Es un cruce que tranquilamente podría repetirse en playoffs y Denver mostró que tiene con qué pelearlo.

Este domingo, desde las 23 de Argentina, Campazzo y compañía jugarán como locales ante el débil Orlando Magic.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba