Deportes

Boca viaja a Mendoza con varias bajas, la mayoría en una línea clave para su levantada en la Liga Profesional


Enmendado, con bajas por lesiones, con jugadores al límite desde lo físico, otros citados por las distintas Selecciones, Boca jugará ante Godoy Cruz en Mendoza con la chance de sumar un triunfo que lo sostenga en la pelea por el título de esta Liga Profesional, algo impensado hace semanas pero que luego del triunfo ante River en el Superclásico lo subió a un sitio de disputa. Hugo Ibarra mantiene dudas pero va en la búsqueda de algo más que tres puntos: una demostración de compromiso ante tantas adversidades, pese a que el triunfo lo pondrá en lo más alto del torneo al menos hasta que jueguen Atlético Tucumán y Gimnasia de La Plata sus respectivos partidos.

En la defensa, quizá el pilar fundamental desde el cual se paró la levantada de Boca (solo le convirtieron 2 goles en los últimos 9 partidos oficiales), habrá urgencias por todos lados. Los laterales (Advíncula y Fabra) se fueron con Perú y Colombia para la doble fecha FIFA. Por eso sus lugares los ocuparán Marcelo Weigandt (de nivel desparejo en este 2022) y Agustín Sández (cumplidor en su rol defensivo pero sin tanta voracidad en el ataque).

En la zaga central se esperó hasta último momento por Marcos Rojo, quien arrastra una molestia muscular. Sin embargo el capitán, pese a volar con el plantel, tiene pocas chances de jugar. Y a Nicolás Figal decidieron no arriesgarlo por segundo partido en fila, conscientes de la gran cantidad de juegos que se vienen en este mes que queda de competencia. Sin Zambrano, también con Perú, la dupla que se perfila es con Facundo Roncaglia y Gabriel Aranda: el cuarto y quinto marcador central del plantel. Muchos problemas.

La mitad de la cancha es la que más y mejores variantes presenta. Porque con Alan Varela en el círculo central y con Pol Fernández y Martín Payero a los costados empieza a salir de memoria. Además, Óscar Romero se metería entre los titulares sin posición fija para el retroceso, algo que lo condicionó en el último tiempo. Debe pensar más en atacar que en defender en un equipo al que no le sobrarán opciones de peligro.

Adelante, sin Darío Benedetto (perdió cerca de 3 kilos por el virus estomacal que lo afectó en los últimos días) será nuevamente el turno de Luis Vázquez, un delantero que solo acumuló un gol en sus últimas veinte presentaciones. ¿Su compañero de ataque? El chico Luca Langoni, quien irrumpió en el equipo ante Atlético Tucumán y que sumará su quinto partido consecutivo como titular. ¿Y en el banco? No hay mucho más para buscar por las lesiones de Briasco, Villa y Zeballos. Solo Orsini aparece como pieza de recambio. El resto serán más pibes: Brandon Cortés, Maxi Zalazar y el punta de la Reserva, Gonzalo Morales. 

El once en Mendoza

La formación de Boca ante Godoy Cruz (habrá 15 mil hinchas Xeneizes en el estadio) sería con Agustín Rossi; Weigandt, Roncaglia, Aranda, Sández; Pol Fernández, Alan Varela, Martín Payero, Óscar Romero; Langoni y Vázquez


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba