20 junio, 2024
Las Noticias de Uruguay de hoy

logo horizontal color

Bienestar Físico y Mental a tu Alcance

URUGUAY – Cultivar Un Huerto: Beneficios Para La Salud Física y Mental. La jardinería, una práctica ancestral que ha perdurado a lo largo de los siglos, ofrece beneficios notables tanto para la salud física como para el bienestar mental. En Uruguay y el mundo, la tendencia de cultivar huertos en casa o en comunidades ha ganado popularidad, destacándose no solo por su impacto ambiental positivo sino también por sus efectos terapéuticos.

Beneficios Físicos de la Jardinería

Cuidar un huerto implica una serie de actividades físicas que pueden ser tan efectivas como un entrenamiento moderado en el gimnasio. Tareas como desmalezar, eliminar hierbas silvestres y cargar regaderas contribuyen significativamente a mejorar la condición física. La jardinería puede ayudar a quemar calorías, fortalecer músculos y mejorar la flexibilidad y la coordinación. Según la Universidad de Harvard, 30 minutos de jardinería pueden quemar hasta 330 calorías, similar a una caminata rápida.

Impacto en la Salud Mental

El efecto positivo de la jardinería en la salud mental es igualmente notable. Actuar como un bálsamo para reducir la ansiedad y la depresión, aumentar la confianza en uno mismo y disminuir los niveles de estrés. Estudios han demostrado que la interacción con la naturaleza, incluso por breves períodos, puede mejorar el estado de ánimo y aumentar la autoestima. El contacto con el suelo también tiene beneficios únicos; ciertas bacterias presentes en la tierra, como Mycobacterium vaccae, pueden actuar como antidepresivos naturales al estimular la producción de serotonina en el cerebro.

Sentido de Propósito y Conexión con la Naturaleza

Uno de los aspectos más gratificantes de la jardinería es el sentido de propósito que proporciona. Ver el crecimiento de las plantas, desde la siembra hasta la cosecha, establece una relación causa-efecto que fomenta un sentimiento de logro y valor personal. Este proceso no solo aporta satisfacción, sino que también ofrece una conexión profunda con la naturaleza, esencial en un mundo cada vez más urbanizado y digitalizado.

Jardinería Comunitaria y Vínculos Sociales

La jardinería no es solo una actividad solitaria; también puede ser una excelente oportunidad para fortalecer los lazos sociales. Los huertos comunitarios son espacios donde las personas pueden reunirse, compartir conocimientos y trabajar juntas hacia un objetivo común. Estas interacciones sociales combaten la soledad, promueven la cooperación y pueden mejorar el sentido de comunidad y pertenencia. En Uruguay, iniciativas como los huertos urbanos en Montevideo han demostrado ser exitosas en revitalizar áreas urbanas y en construir comunidades más cohesionadas.

Efectos Positivos en el Microbioma

La exposición a las bacterias del suelo no solo beneficia la salud mental, sino que también puede influir positivamente en el microbioma humano. El contacto regular con la tierra puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y reducir la inflamación, proporcionando una defensa natural contra diversas enfermedades. Esta interacción con el entorno natural es especialmente importante en un mundo donde el estilo de vida urbano puede limitar la exposición a la biodiversidad esencial para nuestra salud.

Jardinería y Educación Ambiental

Además de los beneficios personales, la jardinería tiene un importante valor educativo, especialmente para las generaciones más jóvenes. Enseñar a los niños sobre la importancia de las plantas, el ciclo de crecimiento y la responsabilidad de cuidar un huerto puede inculcar valores ambientales y sostenibilidad desde una edad temprana. En Uruguay, programas escolares que incluyen la jardinería como parte del currículo han mostrado resultados positivos en la educación ambiental y en el desarrollo de habilidades prácticas en los estudiantes.