Internacionales

Benjamin Netanyahu visitó el lugar de la tragedia en la que murieron 44 personas en Israel

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se presentó durante la mañana de este viernes en el monte Meron, donde en la noche del jueves una estampida provocó la muerte de 44 personas y le causó heridas a otras 150 durante una festividad religiosa.

Fue acompañado del ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana, y otros funcionarios.

“Anoche ocurrió un terrible desastre. Está claro que se necesitará una investigación independiente para todos los aspectos relacionados con la planificación del evento, los preparativos, las responsabilidades, la infraestructura, etc.”, expresó Ohana.

Según informan diferentes medios de ese país, Netanyahu tuvo un recibimiento hostil por parte de un grupo de fieles que permanecían en el lugar y lo hostigaron con gritos y cantos en su contra.

Apenas conoció la noticia, el líder israelí, desde su cuenta de Twitter, describió como “una gran tragedia” lo sucedido y llamó a “rezar por la sanación de los heridos”.

Descripta como una de las peores tragedias en tiempos de paz para Israel, el Ministerio de Justicia investiga si hubo un mal accionar de las fuerzas policiales. Incluso varios de los presentes que se salvaron denunciaron que en el momento de la estampida se encontraron con una salida bloqueada por la policía, lo que agravó el desastre.

Mientras el primer ministro recorre el lugar, se inició el proceso de reconocimiento de las víctimas fatales y miles de personas buscan a familiares desaparecidos.

Una gran parte de la multitud tardó horas en lograr salir del lugar, en el que se habían congregado unas cien mil personas, y aún no han llegado a sus hogares.

Los heridos fueron trasladados en helicópteros y ambulancias a centros sanitarios de Jerusalén, Safed y Nahariya, entre otros.

El alcalde de Jerusalén, Moshe Lion, ordenó el jueves por la noche a los servicios sociales de su ciudad abrir una sede de emergencia para ayudar a las familias de los heridos y muertos en la estampida de Meron.

La sede municipal ayudará a coordinar los servicios de emergencia para las familias en duelo y para aquellos cuyos familiares resultaron heridos y hospitalizados en otras ciudades.

Los cuerpos de las víctimas permanecen en el lugar. Foto AP

Los cuerpos de las víctimas permanecen en el lugar. Foto AP

Aglomeración y “severo hacinamiento”

Unas cien mil personas habían estado celebrando la festividad judía de Lag Baomer en la ciudad de Meron, y videos anteriores en las redes sociales han mostrado a personas cantando, bailando y rezando.

El servicio de rescate informó que la tragedia se habría producido por una aglomeración y un “severo hacinamiento”.

Un funcionario de la policía israelí explicó que decenas de participantes en un concierto se habrían “resbalado”, cayendo sobre los que estaban debajo de ellos en las gradas y provocando así un efecto dominó “aplastante”.

La situación de desesperación habría sumado a la estampida de gente.

El evento, sin dudas, era el más populoso celebrado en Israel desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

Sucedió en torno a la tumba de rabí Shimon Bar Yojai, un talmudista del Siglo II al que se atribuye la redacción del Zohar, una obra central de la mística judía.

Lag Baomer es una festividad alegre que conmemora el final de una epidemia devastadora entre los alumnos de una escuela talmúdica en esa época.

Las autoridades habían permitido la presencia de 10 mil personas en el recinto de la tumba, pero, según los organizadores, en todo el país se fletaron más de 650 autobuses, lo que supone al menos 30 mil personas. La prensa local estimó la afluencia en 100 mil personas.

(Noticia en desarrollo)

DB


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba