Tecnología

Apple ordenó terminar con el home office y volver a la oficina, pero sus empleados se oponen

Un nuevo conflicto se desató en las últimas horas entre Tim Cook, CEO de Apple, y los empleados de la compañía: el gigante tecnológico decretó el fin del home office en septiembre y la vuelta obligada al trabajo presencial en Cupertino, medida que recibió el inmediato rechazo de los trabajadores.

En estos días, los empleados fueron recibiendo un correo electrónico de una cuenta oficial en donde se les comunicaba que en septiembre deben volver a las oficinas de la empresa tres días a la semana. Podrán teletrabajar durante dos semanas completar al año.

Y aunque el CEO menciona los contagios de Covid-19 en retroceso como una de sus razones, los colaboradores sienten que no fueron tomados en cuenta para tomar esa decisión.

La decisión no ha caído nada bien a gran parte de la plantilla, que se ha quejado tanto a nivel público como interno. Ya que, gracias al teletrabajo han llegado a un nivel de conciliación familiar y personal tan alto que muchos se irán si tienen que volver a trabajar desde las oficinas.

El cuartel central de Apple en Cupertino, volverá a poblarse en septiembre. Foto AFP

El cuartel central de Apple en Cupertino, volverá a poblarse en septiembre. Foto AFP

Una carta que circuló de forma interna y que llegó a manos de The Verge indica que “durante el año pasado nos hemos sentido poco escuchados e incluso, a veces, ignorados”.

Entre otros puntos, exigen que el home office siga siendo una opción de forma indefinida.

El empeño de los trabajadores en operar de forma remota no es solo por cuestiones individuales. También creen que es una forma más inclusiva y mucho más respetuosa con el medio ambiente.

Tim Cook, CEO de Apple. (Foto: AFP)

Tim Cook, CEO de Apple. (Foto: AFP)

Estos exigen informes de todo este tipo de cuestiones antes de tomar alguna decisión y piden que se les tenga en cuenta o habrá un número de bajas significativas. Ya que muchos están dispuestos a renunciar si la empresa no cede en su postura.

“La política de Apple respecto al trabajo remoto y flexible, y la comunicación alrededor de ella, ya han obligado a que algunos de nuestros colegas renuncien. Sin la inclusión que otorga la flexibilidad, muchos sentimos que debemos elegir entre una combinación de nuestras familias, nuestro bienestar y sentirnos empoderados para hacer nuestro trabajo, o ser parte de Apple”.

Tensa calma

Por su parte los directivos de la empresa no se han vuelto a pronunciar al respeto, pero con total seguridad habrá negociaciones bastante importantes en los próximos meses.

Son ya varias las firmas tecnológicas de alto nivel que están teniendo este problema a medida que la vacunación avanza en el primer mundo.

Y es que las empresas han empezado a revertir sus opciones de teletrabajar y muchas de ellas han optado por un modelo híbrido que, en muchos casos, como en el de Apple, los trabajadores consideran insuficiente.

Hay otras que directamente no brindan la posibilidad de teletrabajar y han solicitado a buena parte de sus plantillas que regresen a las oficinas todos los días de la semana.

Según el Best Practice Institute el 80% de los directivos quieren que sus empleados vuelvan a las oficinas frente a solo un 10% de los trabajadores.

Esto es algo que parece ser una necesidad de los trabajadores más expertos. Según el Informe Business Talents solo un 18% de los actuales estudiantes valoran el teletrabajo como algo importante a la hora de buscar empleo, al resto les es indiferente.

SL


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba