Tecnología

Apareció una ballena muerta en Colonia y Dinara estudia la causa de su deceso

Técnicos y biólogos de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) están haciendo análisis la tarde de este jueves a orillas del Río de la Plata, al norte de la desembocadura del río San Juan, tras la aparición de una ballena muerta que fue notificada por Prefectura a las autoridades este miércoles.

Se procurará tener datos de qué especie se trata, su sexo y tamaño, conforme su estado de putrefacción lo permita, para saber las causas de su muerte, confirmó a El Observador el director de la Dinara, Jaime Coronel. En animales voluminosos la descomposición no es tan fácil d ever como en los chicos, sino que tardan más, explicó.

“Es muy probable que sea un animal que informamos hace tiempo, desorientado desde hace un mes, que estaba en zona de nueva Palmira”, informó Coronel. Si eso se confirmase, se trató de una ballena jorobada, pero aún resta el resultado de los estudios que se conocerán en las próximas horas.

Aún los informes son primarios de la comuna y de la Prefectura, y se prevé que el de la Dinara esté pronto a la noche o primeras horas de este viernes. Un conjunto de redes de pesca rodean al cetáceo, y eso también es objeto de investigación.

Se aprecian redes de pesca alrededor del animal

El cadáver será retirado del lugar después de los relevamientos y las muestras, para evitar un perjuicio al ambiente y a los habitantes de la zona, próxima a Conchillas. Se hará un entierro sanitario, que no puede ser en un lugar donde se deposite basura. Está en un campo de un establecimiento rural privado y la Intendencia de Colonia está coordinando ese proceso. Según supo El Observador con fuentes del caso, hay afinidad de los dueños del lugar para que ese entierro sea en esa misma propiedad.

Por su parte, el coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamental (Cecoed), Luis Garat, dijo a El Observador: “No es el primer cetáceo que aparece en las costas del departamento. Se trata de una zona muy agreste, la vivienda más próxima se encuentra a una zona de no menos de cinco kilómetros, se va a proceder al entierro del cadáver para evitar si viene alguna creciente pudiera llevarlo nuevamente al río y generar algún inconveniente al río o a la navegación”. 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba