Política

alergia, miocarditis y las recomendaciones de los pediatras

Los adolescentes uruguayos recibieron la llegada de junio con una noticia: la comisión asesora del Ministerio de Salud Pública aprobó la vacunación para menores de 12 a 17 años con el fármaco desarrollado por el laboratorio Pfizer. Así, en pocas horas, unos 150 mil interesados se agendaron y otro pequeño puñado prefirió esperar al visto bueno de otros organismos locales. Parte de esa aprobación llegó el pasado viernes, a través de la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP), que recomendó a los jóvenes inocularse contra el covid-19 luego de comprobar, mediante ensayos clínicos, que los resultados fueron alentadores para “reducir la transmisión” del virus y evitar el impacto que genera la variante P1 en las hospitalizaciones.

Los estudios demostraron un “muy buen perfil de seguridad y alta eficacia” de Pfizer en este grupo etario, incluso para reducir transmisión, resumió la SUP, que definió a la vacuna como “segura” y útil para minimizar el curso de una enfermedad severa. Los efectos adversos, según corroboró, fueron “leves y “reversibles (dolor en el sitio de inyección, fatiga, fiebre, cefalea)” y hubo casos “muy infrecuentes” de miocarditis en varones, pero no pudieron vincularlos estrictamente a la inyección.

“Se estima que es mucho más probable tener una situación adversa por covid, incluyendo miocarditis, que por vacunarse. La vacuna está contraindicada únicamente en caso de antecedente de reacción alérgica grave a alguno de sus componentes. La alergia en cualquier otra situación (incluyendo antecedente de reacciones anafilácticas a medicamentos u otros alérgenos) no constituye una contraindicación por lo que los adolescentes alérgicos pueden vacunarse”, sostuvo.

Definido como uno de los sectores de mayor impacto “físico, mental y social”, el grupo adolescente debe ser vacunado en el afán de facilitar el regreso a la presencialidad educativa, la práctica de deportes y el retomo progresivo de las actividades sociales, entiende la SUP.

“Además de su protección individual, la vacunación a adolescentes contribuirá también a disminuir la transmisión en la comunidad, a la protección colectiva y a alcanzar más rápido la inmunidad de rebaño. Desde la Sociedad Uruguaya de Pediatría recomendamos firmemente que todos los adolescentes a partir de los 12 años se vacunen contra el covid-19″, complementa el texto.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba