Política

Alberto Fernández decretó toque de queda en Argentina por seis horas en día récord de contagios

En un mensaje grabado en la residencia de Olivos, el presidente argentino, Alberto Fernández, anunció una nueva batería de medidas restrictivas para frenar el avance de los contagios de coronavirus, que este martes alcanzaron un récord y este miércoles llegaron a su pico máximo al sumar 22.039 positivos.

Argentina ha entrado en la segunda ola“, admitió esta tarde el mandatario y sostuvo que lo que suceda a futuro “dependerá de las medidas” implementadas.

En consecuencia, decretó un toque de queda, sin llamarlo como tal, al prohibir la circulación en todo el país desde la medianoche hasta las 6 horas. Sin embargo, dejó el camino libre para que los gobernadores monitoreen el crecimiento de los casos y decidan por sí mismos si su jurisdicción debe extender la medida. Esa disposición complementa otro anuncio referido al cierre de bares y restaurantes, que en todo el país suspenderán su actividad a partir de las 23 horas.

“Reforzando esos cuidados podremos avanzar mejor en el proceso vacunatorio”, insistió Fernández en un momento donde Argentina lleva aplicadas más de 4 millones de dosis, lo que supone algo más de la mitad de las inyecciones recibidas.

El mandatario recordó su discurso al inicio de 2020, cuando sobre marzo impuso una cuarentena obligatoria, y dijo: “Así como hace un año les pedí que se queden en sus casas mientras montábamos un sistema de salud abandonado, hoy les pido poner la máxima atención en los deberes de cuidados sanitarios y en los protocolos”.

Además, dispuso otros anuncios: se suspenderán las actividades sociales en domicilios, las reuniones al aire libre de más de 20 personas y las actividades vinculadas a los casinos, bingos y discotecas quedarán canceladas a partir de las 00 de este viernes.

“Tengo la responsabilidad política de tomar las riendas y seguir conduciendo al país”, aclaró, pero hizo hincapié en que primero debe priorizar la salud.

Fernández, sin redundar en el porqué, prohibió también la práctica de deportes en un ambiente cerrado con más de 10 personas. Para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), fue aún más contundente decretando que el acceso al transporte público será exclusivo para los “trabajadores esenciales”, la “comunidad educativa” y otros ciudadanos “expresamente autorizados”.

Todas las medidas regirán a partir de este viernes hasta el próximo 30 de abril. 

“Cuando supe que el virus me había contagiado pasaron por mi cabeza seguramente los mismos temores que quienes se contagiaron. Sin embargo, la vacuna (Sputnik V) me permitió atravesar el tratamiento sin síntomas dolorosos y con la tranquilidad de saber que mi organismo había generado anticuerpos suficientes. Prácticamente sin síntomas, mantuve el aislamiento para cortar la cadena de transmisión y cuidar a los otros”, dijo.

Fernández cerró el discurso agradeciéndole al personal de la salud y al Instituto Gamaleya, desarrollador de la Sputnik V, por atender la evolución de su enfermedad. “Hoy mismo sigo aislado y en este contexto quise dejarles este mensaje con todos los cuidados de distancia e higiene. (Estoy) al aire libre, deben escuchar pasar aviones… Les ruego que me acompañen en este nuevo esfuerzo”.

 




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba