Economía

al director colorado del BROU no le parece “atinado” artículo que afectará depósitos estatales

El Partido Colorado resolvió este lunes “recabar información” en la coalición de gobierno sobre los alcances del artículo 281 de la Rendición de Cuentas, que de aprobarse estaría derogando la preferencia por el Banco República (BROU) para captar como depósito los fondos de las empresas y organismos estatales.

Así se decidió este lunes en la última sesión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Se trata de una de las disposiciones más polémicas del mensaje presupuestal que ingresó la semana pasada al Parlamento.

El representante colorado en el directorio del BROU, Max Sapolinski, dijo a El Observador que, a título personal, su inclinación sería rechazar ese artículo. “No me parece atinado legislar en este sentido”, sostuvo.

Consultado, Sapolinski argumentó que “no existe un motivo firme” para derogar la disposición vigente, que data de 1987.

“Es razonable que los organismos públicos confíen su dinero al banco del Estado y que, en virtud de eso, el banco pueda desarrollar sus políticas de fomento”, dijo Sapolinski.

El director colorado había dicho el viernes pasado “con toda franqueza” que el tema no había pasado por el directorio. “En lo personal, me di por enterado por la prensa. Es un tema que habrá que conversar”.

Para el presidente del BROU, Salvador Ferrer, el artículo en cuestión “sería un detalle más”.

“No es un artículo que genere preocupación”, sostuvo en rueda de prensa. “Competimos en todas las líneas de negocios”.

Ferrer descartó que con esta nueva disposición se deba asumir que el banco perderá. “Creo que tenemos buenas chances de poder mantener y competir de forma adecuada con el negocio, no lo asumiría como pérdida”, afirmó.

La inclusión de este artículo en la Rendición de Cuentas generó la inmediata reacción del Frente Amplio. “Debilitar al Estado es uno de los ejes de este gobierno”, lamentó el diputado Gustavo Olmos (Progresistas).

La Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) afirmó por su parte que el artículo 281 “implica disminuir las ganancias de la banca oficial, además de erosionar la capacidad de realizar políticas crediticias con objetivos de desarrollo, que en el mercado local solo pueden llevar adelante estas instituciones”.

A causa de ese cambio, afirmó el sindicato, se reducirían los recursos de los únicos bancos cuyo interés económico no es únicamente la rentabilidad, y que actúan en muchos casos como instrumento de las políticas públicas.

Según los números de AEBU, los depósitos del sector estatal totalizan US$ 1.623 millones, lo que significa el 9,7% de los depósitos totales de todo el sector no financiero del país. De ellos, actualmente el 96% se encuentra en los bancos propiedad del Estado, que se distribuyen en US$ 1.558 millones en la banca oficial y US$ 65 millones en los bancos privados.

“La norma impulsada por el Poder Ejecutivo deteriora la competitividad de las instituciones públicas y promueve la participación del sector privado en la captación de estos depósitos, que tienen un volumen significativo respecto al tamaño del mercado uruguayo”, subrayó la gremial.

De aprobarse, afirma AEBU, esta medida tendría un efecto relevante sobre la política monetaria y cambiaria del país. “La nueva norma propuesta restringe los fondos disponibles por parte del BROU, valiosos tanto por su volumen como por su estabilidad. Ellos le han permitido impulsar políticas crediticias dirigidas al desarrollo productivo; rebajas sustanciales de las tasas de interés para el crédito social, y ofrecer un nivel importante de rentabilidad que beneficia al conjunto de la sociedad y a los ingresos fiscales”, dijo el sindicato bancario.




Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba