Deportes

Aaron Rodgers, la súper estrella de 37 años que eclipsó al Draft de la NFL con un anuncio inesperado

Si el futbol americano fuera fútbol (así, con tilde en la letra “u”), la inminente salida de Aaron Rodgers de los Green Bay Packers podría ser la noticia de la semana, del mes y quizá del año en esta parte del mundo. Especialmente porque se dio cuando nadie lo imaginaba, horas antes del Draft 2021, una cita tradicional en el más popular (por escándalo) de los deportes estadounidenses, con negociaciones de última hora, canjes, cálculos financieros y versiones de todo tipo girando alrededor de las jóvenes promesas de la liga.

Rodgers, de 37 años de edad, lleva 16 en la histórica franquicia de Wisconsin, la más emblemática de todas por haber nacido y mantenerse en su pequeñísima ciudad durante más de un siglo. El mito de este equipo verde y amarillo se resume en un dato: Green Bay posee 100 mil habitantes y el estadio de los Packers, Lambeau Field, un templo para la NFL (y el turismo local), alberga a 82 mil espectadores.

Además, los “empacadores” son de los más ganadores de la NFL. El brazo derecho de Rodgers les regaló su último título de Superbowl, en 2010. Y aunque luego alternaron temporadas buenas y no tanto, siempre tuvieron al icónico número 12 destacado como su máxima figura, símbolo y talento. Porque, como en las películas, Aaron era capaz de hacer los pases imposibles, cambiando resultados en el último segundo, elevándose al nivel de héroe por todos. 

Pero algo se rompió entre Rodgers y los Packers. La señal más fuerte fue el año pasado, en el draft 2020, cuando la franquicia gastó su primer turno para elegir otro mariscal de campo, la posición del viejo ídolo. ¿Se imaginan al Barcelona de Messi contratando a otro número 10 más joven para ocupar su puesto? Ridículo.

Aaron Rodgers, recién llegado a Green Bay, en el año 2005.

Aaron Rodgers, recién llegado a Green Bay, en el año 2005.

Sin embargo, el malestar pareció quedar a un costado cuando empezaron los partidos porque Rodgers y los Packers estuvieron a la altura: se metieron entre los 4 mejores, siendo eliminados por los Tampa Bay de Tom Brady, nada menos, luego campeones. Además, el 12 de Green Bay dejó clara su vigencia al ser elegido como MVP, el jugador más valioso de la temporada.

Pero ahora sí, este jueves 29, horas antes de que las equipos comenzaran otro draft para elegir las estrellas del futuro, un veterano de 37 pirulos y barba manchada de canas se convirtió en tendencia tras los rumores de su salida de los Packers. Los periodistas más especializados, que trabajan como voceros de la NFL dando a conocer información oficial, hicieron trascender que Aaron está descontento, “unhappy”, en Green Bay, y que quiere negociar su salida. A partir de ahí, la historia pasó a ser debate nacional. El motivo principal, el dinero.

Este lunes, el manager de los Packers Brian Gutekunst, había dicho que estaban trabajando en una reestructuración de su contrato, que finaliza en 2023. Y pleno de confianza, aseguró: “Aaron es nuestro muchacho, va a ser nuestro mariscal de campo para el futuro próximo”. El problema radica en que Rodgers tiene el sueldo más caro de la NFL: a fines de 2018, arregló una extensión de 4 años por 134 millones de dólares más bonus. Es decir, cobra unos 38 millones de dólares por temporada, y como el tope salarial por equipo es de 182,5 millones, Green Bay queda con poco margen para sumar jugadores de ese nivel estelar.

Bajo la nieve de Green Bay, el brazo derecho de Aaron Rodgers una postal del futbol americano.

Bajo la nieve de Green Bay, el brazo derecho de Aaron Rodgers una postal del futbol americano.

Otras estrellas, como el mencionado Tom Brady, de 43 años, prefieren ganar “un poco menos” pero darle a su franquicia la posibilidad de que lo rodeen mejor. Mal no le ha ido al marido de Gisele Bündchen: viene de ganar su sexto anillo de Superbowl y firmó una extensión de dos años con Tampa por un total de casi 50 millones de dólares, repartidos en 41 por 2021 y 8 en 2022.

De confirmarse su partida, Rodgers se sumaría al club de los 16: los mariscales de campo que dejaron Green Bay justo antes de llegar a su temporada 17, junto a Bart Starr y Brett Favre. Por ahora, Denver, Nueva Inglaterra y San Francisco son solo algunos de los equipos que sonaron como posibles destinos aunque por ahora son simplemente expresiones de deseo. A SF se lo menciona especialmente porque Aaron es oriundo de esa zona del oeste de los Estados Unidos y se crió en los años ochenta, vistiendo la camiseta de los 49ers y soñando en convertirse en el próximo Joe Montana.

Fiel al estilo del más puro show americano, Rodgers hace poco se dio el gusto de conducir su programa de tevé favorito, Jeopardy!, un conocido ciclo de respuestas y preguntas (en ese orden), reemplazando a modo de homenaje a Alex Trebek, su legendario conductor, que falleció en noviembre de 2020. Cuando algo está en riesgo o en peligro, los americanos utilizan esa particular expresión: jeopardy. Un término que calza perfecto para la era de Rodgers en Green Bay.

Aaron Rodgers, conductor de tevé: durante la pandemia se lució como anfitrión de Jeopardy!

Aaron Rodgers, conductor de tevé: durante la pandemia se lució como anfitrión de Jeopardy!


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba