Deportes

a veces la culpa no es solo del chancho


Gerard Piqué habló de los hinchas del fútbol y el tenis le salió con los tapones de punta al central de Barcelona y cara visible del grupo que se quedó con los derechos de la Copa Davis y modificó, entre otras cosas, su tradicional y atrapante modelo de disputa.

De todos modos, para empezar hay que señalar que desde hace un tiempo Piqué dejó de ser uno de los mejores futbolistas del mundo en su posición para meterse de lleno, en sus últimos años en la elite, en el mundo de los negocios. El fue, por ejemplo, el que acercó a Rakuten, el gigante japonés de tiendas on line, a su club a cambio de 55 millones de euros anuales más bonus por títulos en La Liga y la Liga de Campeones y el que le abrió la puerta a la marca como el principal auspiciante de la Davis. Piqué hace también (mucho) dinero fuera de una cancha. Y, que se sepa, lo hace de una manera transparente y legal.

A Piqué es difícil entenderlo desde la posición de defensor del alma de un deporte (los hinchas) cuando no pensó en ella a la hora de cambiar la Davis. Pero no hay que olvidar que su grupo no estuvo solo a la hora de tomar decisiones sino que contó con el aval de la mayoría de las federaciones nacionales -entre ellas, la propia Asociación Argentina de Tenis- que, ahogadas económica y financieramente, levantaron la mano apoyando el proyecto ideado junto a la Federación Internacional de Tenis a cambio de dinero fresco para recuperar sus tesorerías.

Hay un punto más: los tenistas también colaboraron para ese cambio que más lamentan los fanáticos. La espalda que algunas figuras le dieron a la Davis durante mucho tiempo obligaba a modificar. Seguro que no tan drásticamente porque se pudieron haber estudiado otras variantes. Pero los mismos que hoy vapulean a Piqué también deberían hacer una autocrítica. Allí, seguramente, sacarán otro tipo de conclusiones.


Fuente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba